DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 30 de julio de 2008

NIÑOS Y TORTURAS: HONDURAS

LAS CENIZAS DEL PASADO FORMAN LOS HOMBRES DEL FUTURO
¡¡¡SEA TESTIGO¡¡¡
Para que el Mundo Juzgue.
El Complejo Pedagógico Renaciendo, es un centro de privación de libertad para menores creado hace 50 años por la Junta de Bienestar Social de Honduras, sus instalaciones nos remontan al corazón de quienes lo crearon con el objetivo de educar a los niños confundidos, desviados del buen camino, algunos enajenados por el sufrimiento y el dolor, canchas de básquetbol, fútbol y extensas aulas de clases confunden la mente de los seres humanos llenos de sensibilidad social, hoy convertidas en instalaciones en completo abandono. El espíritu humanitario con el cual fue creado se confunde con el inmenso zanjo de aguas negras por años estancado y quieto. En lo profundo yace la dignidad y la autoestima de muchos niños que por ahí pasaron se hicieron hombres y hoy alberga a 104 menores de edad. A medida que nos sumergimos, Renaciendo se convierte en un viaje a un lugar desconocido y oscuro, nos lleva a descubrir: las joyas arqueológicas, históricas, los tesoros mas famosos, enterrados en lo mas profundo: vasijas de metal retorcido, sin que con el paso del tiempo perdieran su valor y su brillo, algunas se desformaron, en su interior unas están vacías, otras llenas de lodo, pero todas aun yacen la profundidad y el olvido. Entre ellas hay una que mas brilla y da mas luz es la humildad en los momentos mas oscuros, sus rayos penetran y terminan por eliminar el miedo, la inseguridad, y te habré las puertas para conocer la verdad universal. A medida que penetramos el oscuro Renaciendo, edificio, sobrio, abandonado y vació, que evidencia el VERDADERO CORAZON DE LOS HONDUREÑOS, olvidando los principios naturales y que escapan al control de la aplicación de la Justicia.Llegamos sin saberlo al modulo del estigma de los tatuajes, grafitis que AÑORAN LAS PALABRAS DULCES DE ALIENTO DEL SACERDOTE O DEL PASTOR DEL TEMPLO, caemos en un estado de reflexión silenciosa, aceleramos el paso, de prisa por los sombríos pasillos, cuyas paredes son únicos testigos de la verdad, de las violaciones, de las torturas, y vemos la vida desde otra perspectiva, por un momento damos gracias de no estar ahí y poder regresar, de tener lo que tenemos y olvidar, o bien adquirimos la certeza de confiar en los valores que hacen que los seres humanos renueven la relación con sigo mismos y con el mundo entero.Sin darnos cuenta llegamos al modulo de los sentenciados y cautelares, embriagados por el fétido olor que emana de las aguas estancadas en los dormitorios y reaccionamos, cuando un niño nos pregunta ¿DONDE ESTA DIOS? Paradójicamente la conciencia nos hace perder el equilibrio, nos confundimos con los valores universales y los humanos. Decimos: ¡Ellos están aquí porque lo merecen!, ¡sentimos coraje y perdemos el sentido de la vida! Por un momento nos volvemos igual que ellos. Nos damos cuenta que existe una muralla física, intelectual, y emocional, nos invade el ego, nos destruye el autoestima, levantando muros de arrogancia, y de orgullo que hacen que los niños de Renaciendo estén cada vez mas distantes y olvidados. Rápidamente invadidos por el miedo y la inseguridad, aceleramos el paso, a lo lejos escuchamos los gritos cuando un niño pide pan, otro un lempira, quizás uno mas avispado nos pide un cigarro o una pastilla para poder dormir.Sus cuerpos aun albergan, los trofeos de la guerra de la calle, 3 balas en el costado izquierdo, un pedazo de plomo en el tobillo eso es común en Renaciendo, enfermedades calenturas, desnutrición, son el toque natural, que forma parte del ambiente. Renaciendo se convierte en "LA CARA DE LA INFAMIA, DE LOS DERECHOS HUMANOS EN HONDURAS", el centro de los olvidados, de los mas abandonados, los que como en una subasta han sido valorados por los corruptos, unos a precio de Euros y los de menos suerte a precio de Dólar, los niños de Renaciendo se convirtieron en números dejando atrás su condición de Seres Humanos, y han pasado a formar parte de las innumerables líneas de estadísticas de muchas instituciones.... Total la Justicia en Honduras siempre perdona y el pueblo al final siempre olvida."Cualquier acto de libertad es liberador, poderoso que ennoblece, alineado a la conciencia humana". Sin saberlo empezamos a experimentar las mas crueles aflicciones, se nos acelera el pulso, aumentan las palpitaciones, necesitamos aire, sentimos de cerca la agonía que te asfixias, llenos de complicaciones, se confunde nuestra mente, nuestro intelecto y entonces el corazón nos traiciona.Ciertas cosas requieren tolerancia, el extremo de las estaciones que nos hace sentir el hielo en los huesos o diversos niveles de dolor corporal. Pero logramos adaptarnos al calor o al frió. Cuando la noche empieza, envueltos por la niebla arropados por el frió del Valle de Amarateca, en la penumbra escuchamos los pasos de los guardias de la escuelita, no sabemos a quien le espera la próxima violación, o los crudos golpes del mango de un hacha en nuestras frágiles rodillas, el silencio nos empieza a enloquecer, lo interrumpen los gritos de un chico cuando le ponen la capucha con cal y otro mas allá con una capucha con excremento, Los gritos despiertan nuestra imaginación, y luego nosotros mismo nos respondemos en ¡! LAS CARCELES DE HONDURAS NO ESTA DIOS!! Por fin interminable se ve el pasillo de salida el portón custodiado por 3 guardias, esta cerca, ¡llegó la libertad de las ataduras creadas por el actuar de nuestra conciencia!. Y ahora despertamos ya salimos... Esta es la cruda realidad del "Complejo Pedagógico Renaciendo" muchos cumplieron con su misión, aprendieron con esmero el ARTE de torturar, LA PEDAGOGIA de mostrar a otros los efectos y estragos que causa el sufrimiento y el dolor. RENACIERON criminales, algunos custodios ascendidos con honor, otros con el honroso Titulo DE SER EDUCADOR.

SOBRE UNA FALSA EVITA

Hace pocos meses se interpuso ante la Opinión Pública Mundial una conmovedora carta sobre las condiciones del Complejo Pedagógico Renaciendo, dirigida a la entonces Primera Dama doña Aguas Ocaña de Maduro por parte del escritor español Juan Carlos Mestre, quien fue invitado a Honduras por el Colectivo Paíspoesible para dar a conocer su obra.La invitación era encabezada también por otras Instituciones que ven en la literatura la necesidad de encuentro con la dignidad y la creatividad. El poeta Mestre desarrolló varias lecturas y dirigió conferencias y tertulias a nivel nacional. El tiempo que Juan Carlos Mestre estuvo en Honduras alentó a muchos jóvenes creadores y fue aleccionador para el Colectivo Paíspoesible. Este gran escritor dejó una noción que todo ciudadano honesto debe agradecer, la de reflexionar no sólo por el fenómeno de la creación literaria, sino también la de luchar con la fuerza total del espíritu contra aquellas injusticias que a veces no se asumen desde el arte.El pueblo hondureño presenció muchas veces a la señora de Maduro, en lo que supuestamente perfilaba una labor de su lugar en el gobierno: acompañada de su séquito de periodistas, se internaba en casas de prostitución de menores, escalaba cercas y ventanas (previa postura para la fotografía), apropiándose de las tareas policiales. No estamos, sin embargo, ante una epopeya moderna; si el lector es inteligente, quiero decir consciente, no vinculará tales hazañitas como un gesto de humanidad, sino como una parodia de lo que supuestamente es el buen quehacer de un gobierno democrático. La lucha de la señora se pareció más a las acciones de un personaje arquetípico, en una proximidad a la decadencia moderna. La virtud de los heroica a la que aspiraba se compraba publicando reportajes en los diarios, revistas y programas de España con el fin de lograr una imagen de súper primera dama mientras decenas de niños estaban sepultados en sus propios excrementos en las ingratas condiciones del Complejo Pedagógico Renaciendo.Las acciones descritas anteriormente terminaron por postular la imagen de una heroína para la población nacional y una inundación de artículos, reportajes, comentarios que al fin poco o nada mejoraron la verdadera situación de los niños y jóvenes en riesgo, especialmente la de aquellos que la propia dama en cuestión tenía bajo su responsabilidad como la del Complejo Pedagógico Renaciendo de Támara, centro de rehabilitación de menores infractores cuya descripción, según las palabras de Juan Carlos Mestre en la carta dirigida desde España a la señora Ocaña de Maduro, es como "un descenso a los infiernos inimaginables del horror"; donde "he visto a decenas de muchachos, niños adolescentes, encerrados como alimañas en jaulas insalubres, barracones oscuros, sin ventilación, enfermos hambrientos, desesperados. He hablado con ellos, me han relatado episodios que ofenderían la sensibilidad de los oídos más indiferentes, como el hecho que la policía los haga colocar sus rostros sobre excrementos, he visto las huellas de los malos tratos y la tortura en sus cuerpos, he mirado sus rostros horrorizados por el miedo, el temor de una próxima violación, a otro simulacro de fusilamiento, a la siguiente paliza. He visto en las paredes de los barracones las huellas de los disparos de fuego realizadas como amedrentamiento contra los muchachos durante los arbitrarios registros nocturnos". Mientras esto sucedía ¿dónde estaban interpuestos los oficios de la ex Primera Dama? Todavía el cinco de febrero de 2006, leí en un diario nacional acerca de la visita de la nueva Primera Dama, señora Xiomara Castro de Zelaya, quien aparece en primera plana de un periódico incrédula y asombrada sobre la situación real del Complejo Pedagógico Renaciendo. Imagino la sorpresa. Es difícil asumir alguna lucha y empezar de cero, cuando ya se propugnaba a nivel internacional que todo estaba resuelto.Hasta donde la cordura exige se debe analizar la significación de lo que implica la figura de la Primera Dama dentro de la estructura estatal. Evidentemente no es la un simple eslabón de las efemérides nacionales, un síntoma decorativo o una posibilidad de heroísmo tercermundista. Tampoco se puede aprovechar la miseria de un país atrasado para sobresalir o para tener una linda conversación de entremesa. Si existe tal figura estatal, existe también la responsabilidad y la exigencia de cuentas respecto a las instituciones y a los asuntos que la voluntad democrática le ha otorgado. Es que a veces nuestros mandatarios ven en el ejercicio del trabajo de la Primera Dama una simple salida de emergencia; haciendo del tema de los Derechos Humanos y la situación de los menores un asunto secundario para que los trate la Primera Dama. Doña Aguas nunca pudo entender que la lucha contra las condiciones que afectan a la niñez y la adolescencia en Honduras es una tarea institucional, del Estado, y de los organismos o personas que ven en el respeto al derecho de los demás no solo una finalidad filantrópica, sino una estatura humana, legal y democrática, como lo exige la convivencia del hombre. Nunca hubo coordinación efectiva con las organizaciones de Derechos Humanos, pues se desconocía o se pretendía desconocer cuál era la tarea de tales organismos. La señora de Maduro desconoció, en el caso del Complejo Pedagógico Renaciendo, incluso los mismos informes del gobierno al que pertenecía. Por ejemplo, en la reunión con el Ministerio del Interior de España, en presencia de Juan Carlos Mestre, la señora Ocaña de Maduro, acompañada de doce personas que se identificaron como periodistas hondureños, pidió la intervención de la Guardia Civil Española para salvaguardar los centros de menores y cárceles en Honduras, elevando su locura y atentado contra el Estado de Honduras, la dama se sorprendió al conocer hasta esa fecha el informe sobre una visita de un equipo de la Secretaría de Salud, el 4 de Noviembre de 2005, que fue presentado el 25 de noviembre bajo Oficio número 435-2005 y donde literalmente se lee -aparte de las barbaries que describe acerca de las condiciones físicas del Centro Renaciendo y del diagnóstico de los menores detenidos- en las recomendaciones de la Secretaría de Salud en el numeral uno "Declarar el cierre inmediato" porque tal lugar no tiene condiciones habitables y lógicamente degradan a los detenidos. Paradójicamente, mientras ella se movilizaba en la búsqueda de ayuda para una Fundación que le permitiera continuar sus acciones de asistencia social, un Oficio del Ministerio Público con numero 3769-05 FEDH llegaba a un organismo de Derechos Humanos de Honduras, y en él se comunicaba sobre la presentación de un requerimiento fiscal contra cuatro policías penitenciarios del Centro Pedagógico Renaciendo " por delito de Torturas en perjuicio de varios niños, y que aún está pendiente el Habeas Corpus que presentamos a favor de que se corrijan las condiciones de insalubridad en que viven". Si la aspiración de la gente de juicio que pertenece a la estructura del poder de Honduras es servir o fortalecer tanto la administración pública, como asegurar aquellos derechos que se pregonan como esenciales; ¿por qué se permiten los libertinajes individuales de los servidores públicos?, ¿por qué se sigue el juego de pan y circo y por qué la megalomanía tiene lugar en una estructura democrática donde se aspira a mejorar la condición de la colectividad y no la falsa imagen individual? Acaso la idea de gobernar en un sistema democrático no tiene su sustento en el servicio a los otros y Honduras no es más que un escenario para lanzar estrellatos mansos a la cultura cinematográfica mundial. Pero nuestro país aún tiene dignidad, puede que la nieguen muchos y es posible que nuestro pesimismo, a veces nos lleve a la desesperanza. Tendrá que asumir la señora Castro de Zelaya la gran tarea de retornar la dignidad que el gobierno anterior le robó y le pisoteó a estos niños y adolescentes. Es innegable la represión durante el gobierno de Maduro, tal asunto no es un azar, ni una imagen, sino consecuencia de un proceso orientado y definido. La tarea de la Primera Dama debe impulsarse desde la necesidad, y debe coordinar con las organizaciones y organismos que han comprometido su quehacer con los Derechos Humanos. También es bueno orientar a la prensa nacional, para que usen las palabras correctas, porque para muchos periodistas todo menor o joven detenido es pandillero y con irresponsabilidad se le determina y se le vincula a cualquier organización delictiva. Debemos recordar que la falsedad crea confusión en la vida nacional. Respetar al que está en desventaja no nos hace millonarios, pero tampoco nos vuelve miserables, respetar no engorda, ni mantiene la figura, pero nos da buen sueño y nos permite convivir contentos con nuestra conciencia, incluso alivia la pena de morirse como un desgraciado. También sería necesario darle seguimiento a las Medidas Cautelares extendidas por parte de la OEA en el caso del Complejo Pedagógico Renaciendo, (Documento REF: Niños detenidos en el Centro Juvenil Renaciendo, Solicitud de Medidas Cautelares-1057, Honduras) de fecha 13 de diciembre de 2004, dirigida al Ministerio de Relaciones Exteriores desde la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, del que el Gobierno del señor Maduro hizo caso omiso. Si se hace una lectura de la política gubernamental del señor Maduro, se puede afirmar que no reconoció los derechos de los menores infractores, para sustentar y crear mejores escenarios, para asegurar la continuidad de su partido en el poder a través de la terrorífica campaña electoral del tristemente célebre Lobo Sosa El nuevo gobierno debería realizar una investigación sobre el uso de los recursos económicos durante la gestión de la señora Ocaña; especialmente debe conocer el pueblo y sus organizaciones si hubo desembolsos por parte de la Junta de Andalucía, España y si es así, ella está obligada a dar cuentas administrativas. Por último es necesario recomendar a todos los amigos de los Derechos Universales del Hombre, a los escritores y artistas, estar alerta, prestos a cualquier nuevo surgimiento de esas imágenes megalómanas. Hay que ser severos con los que se aprovechan de nuestra miseria y han usado la imagen de la Primera Dama para sobresalir y para asegurarse una marcha triunfal con rumbo a ninguna parte. Hoy que se desarrolla un encuentro de Intelectuales del Mundo en Granada, Nicaragua, extiendo estas palabras a la conciencia de la imaginación, para que se enteren de la situación de los Derechos de los Menores Infractores en Honduras y para que lean la carta de poeta Juan Carlos Mestre sobre su experiencia con estos menores que durante el gobierno de Maduro y bajo el amparo de la señora de Maduro fueron humillados y tratados como desperdicios y que, como victimas de torturas físicas y mentales, forman parte ya de esa sombra dolorosa que cubre a América Latina. No podemos callarnos, ni dejar de denunciar la pudrición que se levanta de las casas de lujo de ciertos hombres y mujeres que ríen en su comodidad y malicia como si traicionar la vida de los desprotegidos es un galardón o un acto de magia que merece aplausos y condecoraciones.

Salvador Madrid(Escritor, Coordinador del Colectivo Paíspoesible)
JUAN CARLOS MESTRE
Plaza del Ángel 11, 4º derecha ? 28012 Madrid - España Teléfono (00) 34 ? 914299362 mestrejc@teleline.es -
Señora Doña Aguas Ocaña de Maduro Primera Dama de la República de Honduras Presidencia de la República Madrid, 23 de Noviembre,2005.Distinguida Señora Doña Aguas Ocaña, respondiendo a una invitación deun grupo de escritores jóvenes Hondureños y bajo los auspicios delMinisterio de Cultura de España y su Dirección General del Libro yBibliotecas, así como de la Agencia Española de CooperaciónInternacional y el Consulado de España en Tegucigalpa, he visitado supaís entre los días 4 y 14 del presente mes. He realizado lecturas demi obra poética en diferentes centros culturales, entre otros, laBiblioteca Nacional, el Teatro Manuel Bonilla, el Salón de Cabildos,en el Centro Cultural Sampedrano, etc. ; en todas las oportunidades hetenido la inmensa satisfacción de ser acogido con una muy cordialgenerosidad, aceptando con agradecimiento la distinción de Huésped deHonor de la Corporación Municipal del distrito Central, entre lasinnombrables muestras de afecto del pueblo, los artistas y escritoresde Honduras. Imborrable en mi memoria será mientras viva laexperiencia emocionante que a través de las humildes palabras de mipoesía me ha permitido ponerme en contacto con los más dignoscorazones de su tierra, las personas que aún siguen creyendo en elvalor civilizador de la literatura como una de las más altasexpresiones de la inteligencia y la dignidad humana. Así se lo heagradecido tanto al anónimo ciudadano que escuchaba con respeto misversos, como al Sr. Ministro de Cultura que tuvo la gentileza deacompañarnos en alguno de los recitales poéticos. Durante mi viaje a Honduras he tenido la oportunidad, también, deinteriorizarme sobre la problemática de otros aspectos relativos a larealidad social del país. Invitado por organismos vinculados a laDefensa de los Derechos Humanos, que en todo momento respondieron conatención a mi interés por el tema, he podido visitar, entre otrasinstituciones penitenciarias, el Complejo Pedagógico Renaciendo deTamara, razón fundamental que motiva esta carta en la que con elmáximo respeto y apelando a su condición de Primera Dama del Paíshondureño, y la sensibilidad social que ha presidido la preocupaciónde su quehacer desde tan alta responsabilidad, le ruego me permitaexponerle. He conocido a lo largo de mi vida hechos, memorias, heridas de lahistoria, crisis civiles del pensamiento democrático; he visto
situaciones terribles y dolorosas en las que la dignidad del serhumano, primera y única alianza con que la imaginación establece suvínculo con las palabras de un porvenir más justo y próximo a losideales de la sencilla felicidad, ha sido violentada, negada,expulsada del territorio de los derechos naturales. He oído relatosestremecedores sobre el mal, he leído páginas cuya verdad solo puedeser comparada a la descripción del infierno en la tierra. He creídoque la historia, las enseñanzas del pasado, los innumerables einútiles crímenes ejecutados en nombre de las más deplorablesideologías, algún impedimento habrían de suponer para que no serepitieran en los calendarios del presente. He soñado que el derecho ala vida, el derecho sagrado a no ser violentado, torturado, a sersometido a juicio justo y no a tratos crueles, inhumanos y degradantes, era una conquista histórica de la humanidad, de lospueblos que han elegido la democracia como forma de relacionarse entresus semejantes. He sostenido la convicción moral de que en su país,Honduras, miembro de la Comunidad Internacional, pueblo honorable deuna nación respetada, la conducta y cuidado hacia la condición civilde sus ciudadanos era una lógica política, que aún en susparticularidades problemáticas, situaba el respeto a los DerechosHumanos como norte y referencia de su quehacer institucional. Señora Aguas Ocaña, créame, comprometo en estas palabras que leescribo todo mi honor y dignidad personal si falto por un instante ala verdad en cuanto le expongo. Mi visita al Complejo PedagógicoRenaciendo de Tamara ha sido un descenso a los infiernos inimaginablesdel horror. He visto a decenas de muchachos, niños, adolescentes,encerrados como alimañas en jaulas insalubres, barracones oscuros, sinventilación, enfermos, hambrientos, desesperados. He hablado conellos, me han relatado episodios que ofenderían la sensibilidad de losoídos más indiferentes, he visto las huellas de los malos tratos y latortura en sus cuerpos, he mirado sus rostros horrorizados por elmiedo, el temor a una nueva violación, a otro simulacro defusilamiento, a la siguiente paliza. He visto en las paredes de losbarracones las huellas de los disparos de fuego real realizadas comoamedrentamiento contra muchachos durante arbitrarios registrosnocturnos, he reconocido los síntomas de la enfermedad en susrostros, la enajenación mental que produce el maltrato sistemático, elgrito de auxilio de seres humanos que se saben condenados a muerte. No le estoy describiendo Señora Aguas Ocaña un barracón del campode exterminio de Auschwitz, bajo la Alemania nazi, le estoydescribiendo las condiciones de vida de decenas de muchachos recluidosen el Complejo Pedagógico Renaciendo de Tamara, Honduras, el martes 8de Noviembre del año 2005. Si la pedagogía es el arte de enseñar yeducar a los niños, si el arte es la virtud de y el buen poder y laeficacia y la habilidad para hacer alguna cosa que expresesensiblemente la condición y desarrollo de la conciencia inteligentedel ser humano, el lugar y la realidad que yo he visto y le refieroniega en conjunto esas premisas. En los módulos del ComplejoPedagógico Renaciendo de Tamara no he visto ni a un solo educador, nia ningún médico ofreciendo su cuidado a los niños enfermos, no hevisto ni un solo libro, ni una cama, ni un servicio higiénico, ni unsolo lápiz, ni una sola libreta de papel, no he visto ni una solasonrisa, no he visto a nadie que pudiera ejercer ni un solo derechociudadano. He visto hasta herirme con tal visión los ojos, hastasentir vergüenza de mi propio privilegio de persona libre, a otraspersonas no libres, encerradas en la mayoría de los casos sininculpaciones ni procesos judiciales resolutorios, amontonados comoescombros, niños en su totalidad menores de 18 años que ya no esperannada de la vida, derrotados por el olvido de su sociedad, arrojados ala intemperie, sin opción alguna de reintegrarse, sin posibilidadalguna de imaginar que el mundo es otra cosa que su precaria e ínfimarealidad: un barracón cegado al mundo exterior sin otro horizonte quela lenta desaparición en silencio hasta la extenuación de sus cortasvidas. Señora Aguas Ocaña, he abandonado ese ?Complejo Pedagógico? con lacerteza de abandonar un campo de exterminio. No podré abandonar jamásesa visión, al muchacho de 14 años que amarrado de pies y manos megritó auxilio al cruzar la última puerta del infierno, las cucarachaspor todas partes, las aguas fecales inundando el barracón dormitorio,los relatos de violaciones sexuales y tortura sistemática, loindescriptible que ofendería el propio valor de las palabras que losseres humanos han atesorado a través de las civilizaciones para darcuenta de la verdad y el misterio de su existencia. Concluyo Sra. Aguas Ocaña, ante tal situación me dirijo a usted en sucondición de esposa del SR. Presidente de la República de Honduras yque ha tenido a su cargo la preocupación y salvaguardia de losderechos de la infancia en su país, para que interceda ante cuantasinstituciones le sea posible y en virtud de los TRATADOSinternacionales suscritos por el Gobierno de Honduras, para que conurgencia, se produzca un cambio inmediato en las condiciones dereclusión de los jóvenes recluidos en el Complejo PedagógicoRenaciendo de Tamara, así como la necesidad de cambiar la ?política?de tortura, represión y exterminio de jóvenes que existe en el país. Apelo a la sensibilidad de su persona, a sus altas responsabilidadesde Estado, a su condición de compatriota española. Apelo y le ruegoque tome estas palabras como ejercicio de una sencilla responsabilidadcivil, palabras de un poeta que no tiene hoy mayor tarea ni compromisocon su trabajo que el suyo, ayudar a que los demás seres humanospuedan cumplir en dignidad la esperanza de sus propios sueños. Lavida, escribió alguna vez el dueño de las estrellas, venga siempre lasofensas de los hombres con las salvas de la primavera. No espero otracosa del futuro que la pedagogía de lo que renace. Muchas gracias por su atención Sra. Aguas Ocaña, le saluda atentamente,

Juan Carlos Mestre


"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerteechar" José Martí

El tatuaje y el grafitti, el lenguaje de la muerte



AL FRENTE
EL HERALDO.HN
Pandillas

Las maras marcan su territorio con los grafitti.Tegucigalpa. El significado de los dibujos azules que encarcelan sus cuerpos de pies a cabeza, la jerga incomprensible de sus pláticas o las muecas de sus manos, son un secreto parecido a una estrategia militar de combate.Conocer el enigma de sus diálogos “sagrados”es tan peligroso como invadir el territorio donde desarrollan la guerra de “sangre por sangre”.El caló (lenguaje) y las muecas, conocidas como mimos, son inventos para confundir a los extraños y evitar que se revelen sus órdenes o mensajes.
EL HERALDO penetró este mundo prohibido para conocerlo, pero los pandilleros no hablaron porque cualquier “soldado” de la pandilla muere si revela los significados que transmite con su boca, manos o con los tatuajes de su cuerpo. Todos tienen claro que “si cantan” (hablan) se les considera “sapos” que vendieron el “barrio” (traicionaron a la pandilla).La vida en un dibujoCon los tatuajes cuentan sus historias. Los tres puntos que muchos pandilleros tienen, por lo general en la mano, pueden significar “la vida loca” de sexo, drogas y mujeres.
Pero también se habla de puntos por la comisión de delitos, como ser violaciones, asaltos, robo de vehículos, muertes de otros pandilleros o de policías, tráfico, extorsión y cobro de peaje.El puntaje depende de la persona que está en la mira, por eso, entre más alta sea la categoría de la víctima o la saña que utilice, el agresor tendrá más puntos.Una de las modalidades que más se usa es el alfabeto chino para tatuarse los cuerpos y, para mandar “Güilas” (Mensajes) desde el presidio a los pandilleros de fuera o viceversa. Descubrir el significado de cada letra es muy complicado porque cambia según la clica. La mara se divide en clicas y éstas a su vez en jengas, o sea, en las células más pequeñas de la pandilla.
En cada clica o jenga las letras chinas tienen un mensaje distinto.LágrimasAsimismo, se hacen lágrimas por sus amigos o familiares muertos o para recordar sus tristezas, también, dibujan un payaso que en la mitad está triste y en la otra alegre porque un día ríen y el otro lloran.En su cuerpo llevan una garra con alas demoníacas de gárgola o se dibujan las gárgolas que son las opuestas a los ángeles, porque algunos veneran las imágenes diabólicas y niegan la existencia de Dios.De acuerdo con las últimas investigaciones policíacas, el tatuaje principal de la Mara 18 era tres puntos en forma de pirámide; para la Mara Salvatrucha (MS) los tres puntos en forma de pirámide invertida representan la vida loca de la juventud: mujeres, dinero y vicios.Según la DGIC, la acumulación de puntos a través de delitos provocó que El Salvador y Honduras sean considerados el corazón de la “Mara Salvatrucha” (MS), mientras, el norte de Estados Unidos como el corazón de la “Mara 18”.La Guía Ilustrativa de Tatuajes, Señales y Códigos de Comunicación publicado por la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) indica que con los tatuajes adquieren notoriedad, temor de los pobladores y aumentan su liderazgo en la pandilla.Un encargadoDentro de la pandilla existen categorías de pandilleros. “El Tacher” es catalogado como el grande entre los jefes y se encarga de pintar los tatuajes y graffiti en las paredes, por eso su trabajo es irremplazable.
Ciertos tatuajes son autorizados por la mara en señal de prestigio por el crimen cometido, otros relatan un amor perdido, un amigo muerto, una tristeza o alegría o las creencias religiosas.Los mareros que tienen tatuajes en su cara son los líderes más respetados y con mayor prestigio criminal. El tatuaje ganado sólo lo porta quien lo merece, declaró el jefe de la Unidad de Prevención de Maras, Florencio Oseguera.Según los cristianos el 666 es el número de la bestia, para los pandilleros de la Mara 18 tres veces seis es 18. Quienes llevan este dibujo en su frente tienen una categoría superior.La extensión del tatuaje depende del mérito. Los pandilleros que tienen dibujos mayores de diez centímetros son los más comprometidos con el barrio.En la Mara 18 inicialmente se autoriza a los novatos tatuarse el pecho y los brazos y en la MS, la espalda y cuello; los líderes pueden mancharse la cara.Los pandilleros consultados, sin querer revelar sus nombres, aseguraron que los tatuajes sólo son dibujos que les gusta portar para identificar el “barrio”.
Con los mensajes de sus manos y de su boca dejan claro que les importa poco morir o ir a la cárcel por su “barrio”. Diario de la calleRespecto al graffiti, la coordinadora de Xibalba, Arte y Cultura, Itsmania Pineda, explicó que los pandilleros perpetúan su identidad mediante estos dibujos que rayan en paredes de escuelas, colegios o casas particulares.“El graffiti o periódico de la calle” sirve para indicar la presencia de la mara, delimitar el territorio controlado por la mara, dar advertencias a otras pandillas y prevenir invasiones o conflictos.A través de estos dibujos en las paredes hechos con spray, además, desafían a otras maras, las retan, amenazan, sentencian a muerte o les declaran la guerra.
Un estudio de varias instituciones que trabajan en este campo revela que el graffiti de las maras callejeras avisa el inminente asesinato de otro marero.“Una nube pintada alrededor del nombre de un marero, una cruz invertida o el número 187 que se refiere al código penal en California de sentencia por homicidio, informa que cometerán o que ya han cometido un asesinato”, indica ese análisis. La Unidad de Prevención de Maras sostiene que por este problema el Estado pierde más de un millón de lempiras cada año.

Las maras en Honduras

El gobierno de Manuel Zelaya cierra el proyecto de rehabilitación de mareros


Fernando Cabrera
Los mismos encargados del Programa Nacional de Prevención, Rehabilitación y Reinserción Social de Personas Vinculadas a Pandillas (PNP) denunciaron la condición caótica en el que programa se encuentra en vista que el actual gobierno se niega a traspasarle desde hace seis meses el presupuesto que necesitan para poder subsistir y dar seguimiento a sus programas de rehabilitación.
Según los denunciantes la administración de Manuel Zelaya Rosales no hizo nada para poder resolver la situación financiera que enfrenta el PNP y evitar que éste cierre sus puertas a jóvenes que están dispuestos a abandonar las pandillas.El PNP fue creado mediante decreto durante la administración liberal de Carlos Roberto Flores con el fin de hacer frente a la creciente violencia que, a la sazón, generaban los integrantes de las pandillas.
Escuche la entrevista a Istmania Pineda

El Poder Ejecutivo se ha negado a traspasar los 6.7 millones de lempiras que necesitan para poder continuar con sus actividades de rehabilitación.
Sobre las consecuencias que tendrá el cierre del proyecto de rehabilitación, Fernando Cabrera conversa con Istmania Pineda de la organización Xibalba, que se dedica a promover actividades que alejen a los jóvenes de las pandillas.
ESCUCHAR ENTREVISTA

Crisis carcelaria en Honduras

Fernando Cabrera
RADIO NEDERLAND

Las muertes que a diario se producen en el interior de los centros de detención hondureños han puesto de manifiesto la grave crisis carcelaria imperante en el país. Según las Organizaciones de Derechos Humanos, el hacinamiento es uno de los principales problemas, y las autoridades aparentemente no hacen nada para cambiar la situacion.


Escuche la entrevista*Según Istmania Pineda, abogada hondureña que trabaja apoyando a los reclusos, los 25 centros de detención que existen en en el país están completamente saturados. "Un ejemplo es la cárcel Marco Aurelio Soto, ubicada en el valle de Támara a unos treinta kilómetros de la capital y que tiene una capacidad para 1500 reclusos, pero que en la actualidad está poblada por más de tres mil detenidos. La demora judicial en los procesos que se sigue a los reclusos es alta, y ocasiona que muchas personas sufran una detención muy larga, y en condiciones infrahumanas. Pero eso no es todo. Lo más grave es que en los centros de detención permanecen personas de las que nunca se revisó su caso ni han sido sentenciadas" afirmó a Radio Nederland Wereldomroep la abogada hondureña.
La situación de los presos hondureños se ve agravada por la falta de atención médica y por la deficiente alimentación. "Arroz y frijoles, eso comemos todos los días, mes tras mes y año tras año", se lamentaba recientemente un preso durante una visita de Radio Nederland Wereldomroep a la cárcel Marco Aurelio Soto, en el valle de Támara. Además, hay un creciente sentimiento de inseguridad entre los reclusos por las muertes y ajuste de cuentas dentro de los penales que en lo que va del año ya han cobrado más de 13 vidas a nivel nacional.En Honduras son pocas las organizaciones de derechos humanos que se preocupan por la situación de los más de doce mil presos que se encuentran en las cárceles del país y tampoco se sienten seguras. Una de ellas es Xibalba, una ONG que trabaja con voluntarios y que tiene una oficina de Derechos Humanos dentro de la cárcel Marco Aurelio Soto. Recientemente su personal fue amenazado y las autoridades rehusan brindar protección a sus miembros.


* Entrevista con Istmania Pineda Platero hondureña.


Etiqueta: carceles, centros penitenciarios, hacinamiento, honduras, internet, presos, radio nederland, reos
Iwww.informarn.nl/americas/honduras/act070314_hondurascarceles