DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 20 de junio de 2012

 El 8% de ejecuciones sumarias entre 2003 y 2011 fue contra periodistas


GINEBRA.- El relator de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Christof Heyns, denunció este martes que en torno al 8% de las ejecuciones sumarias cometidas entre 2003 y 2011 fue contra periodistas.
En Honduras fue asesinado en el 2012 el periodista Ángel Alfredo Villatoro Rivera.

En su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que celebra desde ayer y hasta el 6 de julio su vigésima sesión en Ginebra, Heyns explicó que dos tercios de los asesinatos de comunicadores tienen lugar fuera de los conflictos  rmados.

Apuntó que el perfil del periodista asesinado es generalmente un informador local que cubre asuntos políticos o relacionados con la corrupción.

El relator mostró especial preocupación por la falta de castigo de que gozan muchos de estos asesinatos y aseguró que los países con un mayor número de comunicadores muertos son “casi sin excepción” aquellos con los niveles más altos de impunidad.

Heyns aludió a la situación de Colombia y México, dos países que, a su juicio, abordan el asunto de la impunidad en los asesinatos y amenazas a los periodistas.
Junto a la búsqueda de responsabilidades, el relator destacó la necesidad de que ésta vaya vinculada a los esfuerzos de prevención de este tipo de crímenes.

“Creo firmemente que los peligros a los que se enfrentan los periodistas podrían reducirse significativamente si se elevase el asunto desde el nivel local a uno superior”, agregó Heyns.
Al respecto, sugirió que esto se podría traducir en condenas políticas “de alto nivel”.

El relator también propuso trasladar las investigaciones de las muertes de informadores de las administraciones de justicia locales a las nacionales.

En el plano internacional, abogó por la adopción de declaraciones tanto en las Naciones Unidas como en organismos regionales para aumentar la concienciación sobre el asesinato de periodistas.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), desde el inicio de 2012 han muerto 33 comunicadores.

Los países en los que se contabilizaron más casos fueron Siria y Somalia, con 12 y 5 informadores fallecidos, respectivamente.

En Latinoamérica, desde el inicio del año han muerto cuatro periodistas en México, tres en Brasil y uno en Honduras y Colombia. EFE

Relator de la ONU sugiere política nacional de exhumaciones

El relator sobre ejecuciones extrajudiciales pidió dar a concer resultados de investigaciones sobre La Macarena y otros cementerios.
Archivo SEMANAEl relator sobre ejecuciones extrajudiciales pidió dar a concer resultados de investigaciones sobre La Macarena y otros cementerios.    
 
DERECHOS HUMANOSChristof Heyns, relator sobre ejecuciones extrajudiciales, presenta un informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el que pide al Gobierno dar a conocer los avances logrados en las exhumaciones en tumbas con posibles restos de víctimas de ejecuciones.
Martes 19 Junio 2012

El relator de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Christof Heyns, recomendó este martes al gobierno de Colombia aplicar una política nacional de exhumaciones y que haga público el resultado de las investigaciones realizadas en tumbas que pueden contener los restos de víctimas de ejecuciones sumarias.

En un informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, reunido en Ginebra (Suiza), el experto insta a dar a conocer los avances logrados en las exhumaciones y, concretamente, en las investigaciones relacionadas con La Macarena y otros cementerios.

Heyns evalúa en su informe el nivel de cumplimiento por parte de las autoridades de Colombia de una serie de recomendaciones efectuadas por su predecesor en el cargo, Philip Alston, tras una visita al país que éste realizó en el 2009.

Al analizar lo ocurrido desde entonces, Heyns confirma que el Estado adoptó "ciertas medidas para prevenir las ejecuciones extrajudiciales", entre ellas 15 medidas concretas emanadas del Ministerio de Defensa, pero a pesar de esto "se siguen denunciando casos de ejecuciones extrajudiciales y las investigaciones penales y disciplinarias no avanzan".

El representante de la ONU lamenta que a pesar de las informaciones que indican que "más de 3.000 personas pueden haber sido víctimas de ejecuciones sumarias directamente atribuibles a las Fuerzas Armadas", el Estado no le haya comunicado sobre el resultado de las investigaciones penales y disciplinarias conexas y tampoco le haya indicado si se habían aplicado sanciones.

En este sentido, pide mayores esfuerzos para asegurar la rendición de cuentas de los responsables y una protección eficaz a las víctimas y los testigos.

Además Heyns manifiesta su inquietud por aparentes "represalias y presiones" contra los jueces militares que han intentado colaborar con la Justicia civil y menciona las denuncias según las cuales el órgano militar responsable de defender a los acusados, la Defensoría Militar, ha obstaculizado las investigaciones.

Del lado positivo, destaca que un número importante de casos han sido trasladados de la justicia penal militar a la ordinaria, aunque declara su preocupación por los "continuos intentos del fuero militar de hacer valer su competencia".

En relación con la administración de justicia, el relator de la ONU reitera su petición al gobierno colombiano para que aumente los recursos destinados a las investigaciones de la Fiscalía General de la Nación.

A los grupos guerrilleros los acusa de mantener su "desprecio" al derecho internacional humanitario y pide que se redoblen los esfuerzos para proteger a la población civil inocente, así como a los defensores de los derechos humanos.

EFE

Mensaje del Día Mundial de los Refugiados

«Debemos trabajar juntos para movilizar la voluntad y el liderazgo políticos con miras a prevenir y poner fin a los conflictos que desencadenan corrientes de refugiados. [...] No obstante las limitaciones presupuestarias reinantes, no debemos volver la espalda a quienes necesitan ayuda. Los refugiados se van porque no tienen otra opción, pero nosotros tenemos la opción de ayudarlos»
Secretario General Ban Ki-moon


Ginebra, Suiza.- Más de 42 millones de personas de todo el mundo han sido desplazadas por la fuerza de sus hogares y comunidades. Esas cifras son mucho más que estadísticas; representan a personas y familias cuyas vidas han quedado destrozadas, cuyas comunidades han sido destruidas y cuyo futuro sigue siendo incierto.

El Día del Refugiado Africano se celebra el 20 de junio en varios países. Como una expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó la resolución 55/76 el 4 de diciembre de 2000.

En esta resolución, la Asamblea General tomó nota de que en el año 2001 se cumpliría el cincuentenario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, y de que la Organización de la Unidad Africana (OUA) había convenido en que la celebración de un día internacional de los refugiados podría coincidir con la del Día de los Refugiados en África, que se observa el 20 de junio.

Por consiguiente, decidió que, a partir del año 2001, el día 20 de junio sea el Día Mundial de los Refugiados. En este día la ONU llama a recordar a todos los afectados y una ocasión para intensificar el apoyo.

Las Repúblicas Islámicas del Pakistán y el Irán acogen al mayor número de refugiados, más de dos y medio millones entre los dos países.La tercera ciudad más poblada de Kenya es un campamento de refugiados que acoge a más de medio millón de somalíes, muchos de los cuales ya llevan tres décadas en el exilio.

El Níger, Mauritania y Burkina Faso, países que sufren hambrunas y sequías, acogen actualmente a unos 175 mil refugiados que huyeron del conflicto de Malí. Esos países no pueden soportar solos esa carga.

Con la campaña Dilemas el ACNUR pretende que este 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, el público experimente en primera persona algunos de los terribles dilemas que tienen que enfrentar los refugiados al huir para salvar sus vidas.

Día Mundial del Refugiado 2012 Los periodistas : refugiados particularmente vulnerables

Español/English/Français
Reporteros sin Fronteras
Comunicado de prensa
20 de junio de 2012


Con ocasión del Día Mundial del Refugiado, Reporteros sin Fronteras alerta a António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, sobre la necesidad de proteger mejor a los periodistas en el exilio, asimismo, actualiza su guía para ayudarlos en sus gestiones.
En 2011 cerca de ochenta periodistas huyeron de su país y de la suerte que les reservaban los dirigentes de regímenes enemigos de la libertad de información. La hemorragia continúa en 2012 y decenas de profesionales de los medios de comunicación sirios, iraníes, somalíes, eritreos han debido optar por el exilio en el último semestre.
Frente a las amenazas de detención arbitraria, agresiones, hostigamiento e, incluso asesinato, estos hombres y mujeres tomaron la decisión de dejar atrás a su familia, amigos y colegas, en busca de una mayor seguridad.
Por falta de medios o porque debieron irse de forma urgente, estos periodistas fracasan con más frecuencia en países vecinos al suyo. Si bien las fronteras de esos Estados son permeables para las personas que buscan refugio, lo son aún más para los agentes de los gobiernos de los que huyen. Así, la seguridad de los periodistas en el exilio en esos “primeros países de refugio” no está garantizada.
El 30 de mayo de 2012 Reporteros sin Fronteras envió una carta a António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, con el fin de alertarle sobre esta situación de los periodistas que se encuentran en el exilio en países como Turquía, Uganda o Kenia. La organización publica hoy esta carta y las recomendaciones que contiene.
Reporteros sin Fronteras pide a António Guterres que intervenga para que se cree en cada representación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR) un mecanismo de alerta específico y que exista un responsable encargado de tratar los casos de periodistas y otros defensores de los derechos humanos en el exilio, con el fin de que se identifique y se trate sus expedientes más rápido. La organización también pide al Alto Comisionado que actúe para que estas personas particularmente amenazadas tengan un mejor acceso a medidas de protección individuales adecuadas, así como al proceso de reinstalación de urgencia y al mecanismo de evacuación temporal a países seguros que pertenezcan a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Finalmente, con la convicción de que también concierne a terceros países miembros de las Naciones Unidas obrar a favor de la protección de periodistas empujados al exilio debido a su actividad profesional, Reporteros sin Fronteras pide a António Guterres que reconozca públicamente que el proceso tradicional de protección de la ONU para el tratamiento de las peticiones de defensores de los derechos humanos que continúan amenazados en los primeros países de refugio es inadecuado y que ordene a los Estados miembros que reaccionen.
En vísperas del 20 de junio de 2012, Día Mundial del Refugiado, Reporteros sin Fronteras también publica una actualización de su Guía para los Periodistas en el Exilio, publicada inicialmente en 2009.
Este fascículo de una treintena de páginas, destinado a los profesionales de los medios de comunicación, aborda los procesos de petición protección ante el ACNUR, así como de petición de asilo en Europa y Norteamérica. Los periodistas en el exilio encontrarán en él información, consejos y contactos que los orientarán y los apoyarán a lo largo de este proceso largo y difícil, punto de partida de una nueva vida.
Copia de la carta de Reporteros sin Fronteras a António Gutiérrez, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, del 30 de mayo 2012 (en inglés)
Mr. António Guterres United Nations High Commissioner for Refugees UNHCR PO Box 2500 CH-1211 Geneva 2 Switzerland
Paris, 30 May 2012
Urgent: Situation of asylum-seeking journalists in transit countries
Dear High Commissioner,
Reporters Without Borders, the leading international NGO defending freedom of information, is extremely concerned about the situation of journalists who apply to UNHCR for protection in the first country they reach after fleeing their own country.
By providing information about the situation of their fellow citizens, by interviewing government opponents, and by drawing attention to human rights violations, corruption and misrule, journalists attract the hostility of regimes and influential groups that do not tolerate freely reported news and information.
Because of their work, journalists are exposed to serious reprisals. Many are forced to flee abroad to escape physical violence, threats, arrests and arbitrary jail sentences. Journalists are easy to identify because they sign articles, appear on TV and speak on the radio. When they flee to a nearby country and register with UNHCR, they continue to be at the mercy of the regimes they are trying to escape because their names, faces and voices are known.
This was seen when Eritrean journalist Jamal Osman Hamad was arrested in Khartoum on 24 October 2011, less than a week after Eritrean President Issaias Afeworki visited his Sudanese counterpart, and 300 Eritrean citizens were deported to their country of origin without UNHCR being able to examine their cases.
Our concern increased when Rwandan journalist Charles Ingabire was gunned down in Kampala on 30 November 2011 in very unclear circumstances. Reporters Without Borders is convinced that an act of political revenge cannot be ruled out.
It is clear that the Rwandan, Eritrean, Ethiopian and Iranian governments, like Somalia’s Al-Shabaab and Latin America’s drug traffickers, have an ability to do harm that reaches well beyond their own borders.
It must however be recognized that, as things stand, there is no adequate mechanism for protecting asylum-seeking journalists (and other news providers), who are all, by the nature of their work, also human rights defenders. Reporters Without Borders would therefore to like propose that local UNHCR offices adopt the following dedicated procedures for the protection of journalists.
Reporters Without Borders asks UNHCR to establish an alert mechanism with a designated referral officer within each of its local offices so that cases of persons who are in particular danger can be identified and handled more quickly. As Reporters Without Borders is in regular contact with journalists who have decided to flee abroad to safeguard their safety and freedom, and as it systematically conducts an investigation whenever it is contacted by a journalist seeking its protection, it is in a position to act as guarantor of the identity and background of journalists who approach UNHCR protection officers.
Adequate safety measures must also be adopted for refugee journalists (and other human rights defenders) including a programme of urban shelters (away from the regular refugee camps), safehouses, and emergency alert and protection mechanisms. Reporters Without Borders has been helping refugee journalists for more than 20 years but, although we are in constant contact with them and give them advice and guidance, we do not have the human and financial resources to enable them to meet their daily needs, including their security needs. It is vital that journalists should have greater access to the emergency resettlement process and to the UN’s mechanism for temporary evacuation to a safe third country. UNHCR should work to obtain greater participation in these programmes by countries that can offer safe refuge.
Reporters Without Borders also urges the United Nations to publicly acknowledge that its traditional protection procedure is not appropriate for threatened journalists and to ask member states to help to make up for the shortcomings. This would enable UNHCR to overcome the culpable inaction of certain western government that use the overall quota as an excuse for doing nothing, although more than 260 journalists have been killed in connection with their work in the past five years and 154 are currently detained.
Our organization very much hopes that you will come out in favour of specific and more personalized treatment of resettlement requests by journalists and human rights defenders who are threatened in transit countries. We also hope that our recommendations will help to bring about a more general overhaul of UNHCR procedures.
We stand ready to provide you with any additional information and to meet with you to discuss these recommendations further. Sincerely,
Olivier Basille Director General
_____________

World Refugee Day

Refugee journalists are particularly vulnerable and need better protection

On the eve of World Refugee Day, Reporters Without Borders is alerting United Nations High Commissioner for Refugees António Guterres to the need to provide refugee journalists with better protection and is publishing an updated version of its guide for journalists who are forced to flee into exile.
Around 80 journalists fled abroad in 2011 to escape the fate reserved for them by governments hostile to freedom of information. The exodus is continuing this year. Dozens of Syrian, Iranian, Somali and Eritrean journalists have had to flee their countries in the past six months.
Faced by the probability of imminent arrest, physical violence, harassment or even murder, these men and women have had to abandon family, friends and colleagues in a quest for greater security.
Because of a lack of funds or because they departed in haste, they often end up being stranded in neighbouring countries that are accessible to refugees but also to the agents of the governments they are fleeing. As a result, their safety is far from being assured in these countries of initial refuge.
Reporters Without Borders wrote to UN High Commissioner for Refugees Guterres on 30 May alerting him to the situation of refugee journalists in countries such as Turkey, Uganda and Kenya. Today, we are releasing the letter and the recommendations it contains.
We call on UNHCR, the UN refugee agency, to establish an alert mechanism with a designated referral officer within each of its local offices so that cases involving refugee journalists and human rights activists can be identified and handled more quickly because they are particularly exposed to danger.
We also urge the High Commissioner to ensure that refugee journalists and human rights activists get better access to appropriate individual protection, to the emergency resettlement process and to the UN’s mechanism for temporary evacuation to a safe third country.
Finally, Reporters Without Borders is convinced that UN member states have a duty to help protect journalists who are forced to flee into exile because of their work. It therefore urges Guterres to publicly acknowledge that the UN’s traditional protection procedure is not appropriate for refugee journalists and human rights activists, who continue to be in danger in countries of initial refuge, and to urge member states to take the necessary action.
The latest version of the Guide for journalists who flee into exile, which Reporters Without Borders first published in 2009, contains some 30 pages of advice for refugee journalists about UNHCR protection procedures and seeking asylum in Europe and North America. Journalists who have had to flee their country will find information, tips and contacts that will help to guide and assist them during the long and difficult process of starting a new life.
___________
Journée mondiale des réfugiés

Les journalistes : des réfugiés particulièrement vulnérables

A l’occasion de la journée mondiale des réfugiés, Reporters sans frontières alerte Antonio Guterres, Haut Commissaire des Nations unies pour les réfugiés sur la nécessité de mieux protéger les journalistes en exil et met à jour son guide destiné à les aider dans leurs démarches.
En 2011, près de quatre-vingts journalistes ont fui leur pays et le sort que leur réservaient les dirigeants de régimes ennemis de la liberté de l’information. L’hémorragie continue en 2012 et des dizaines de professionnels des médias syriens, iraniens, somaliens, érythréens ont pris le chemin de l’exil au cours du dernier semestre.
Face aux promesses de détention arbitraire, d’agressions, de harcèlement ou même d’assassinat, ces hommes et ces femmes se sont résolus à laisser derrière eux famille, amis et collègues en quête de plus de sécurité.
Faute de moyens ou parce qu’ils doivent partir en urgence, ils échouent le plus souvent dans des pays voisins du leur. Si elles sont perméables aux personnes en quête de refuge, les frontières de ces Etats le sont plus encore aux agents des gouvernements qu’elles fuient. La sécurité des journalistes en exil dans ces pays de « premier refuge » n’est donc pas garantie.
Le 30 mai 2012, Reporters sans frontières a adressé un courrier à M. António Guterres, Haut Commissaire pour les réfugiés de Nations unies afin de l’alerter sur la situation des journalistes en exil dans des pays tels que la Turquie, l’Ouganda ou le Kenya. L’organisation publie aujourd’hui cette lettre et les recommandations qu’elle contient.
Reporters sans frontières demande à M. Guterres d’œuvrer à ce qu’un mécanisme d’alerte spécifique et qu’un référent chargé de traiter des dossiers des journalistes et autres défenseurs de droits de l’homme en exil soient institués au sein de chaque représentation du Haut Commissariat des Nations unies pour les réfugiés, afin de permettre une identification et un traitement plus rapide de leurs dossiers. L’organisation prie également le Haut Commissaire de permettre un meilleur accès de ces personnes particulièrement menacées à des mesures de protection individuelles adéquates ainsi qu’à la procédure de réinstallation d’urgence et au mécanisme d’évacuation temporaire dans des pays sûrs des Nations unies.
Enfin, convaincue qu’il appartient également aux Etats tiers membres des Nations unies d’œuvrer à la protection des journalistes contraints à l’exil en raison de leurs activités, Reporters sans frontières demande à M. Guterres de reconnaître publiquement l’inadéquation du processus traditionnel de protection onusienne pour le traitement des demandes des défenseurs des droits de l’homme qui demeurent menacés dans les pays de premier refuge et d’enjoindre les Etats membres à réagir.
En cette veille du 20 juin 2012, journée mondiale des réfugiés, Reporters sans frontières publie également une mise à jour de son Guide pour les journalistes en exil, initialement publié en 2009.
Ce fascicule d’une trentaine de pages destiné aux professionnels des médias traite des procédures de demande de protection auprès du UNHCR, mais également de demande d’asile en Europe et en Amérique du Nord. Les journalistes en exil y trouveront des informations, des conseils et des contacts à même des les orienter et de les soutenir tout au long de ce processus long et difficile, point de départ d’une nouvelle vie.

Martial Tourneur
Bureau Assistance / Assistance desk
Reporters sans frontières / Reporters Without Borders
47, rue Vivienne
75002 Paris, France

Tel : +33 (0) 1 44 83 60 56
Fax : +33 (0) 1 45 23 11 51
Email : assistance@rsf.org