DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 8 de agosto de 2012

Analizarán medidas para frenar violencia contra prensa en Honduras

PRENSA LATINA PDF Imprimir E-Mail
08 de agosto de 2012, 16:02Tegucigalpa, 8 ago (PL) En presencia del Relator de la ONU para la libertad de opinión y expresión, Frank La Rue, comunicadores y autoridades analizarán aquí medidas para combatir la violencia contra la prensa en Honduras.

  El análisis tendrá lugar desde mañana hasta el viernes en la conferencia "Seguridad, Protección y Solidaridad para la Libertad de Expresión", indicó Ana Abarca, directora ejecutiva de la Asociación de Medios de Comunicación/AMC.

Esa fuente precisó que el foro se propone crear un plan de acción para orientar a los poderes públicos de Honduras a que impulsen reformas para brindar mayor seguridad a la actividad periodística y mejores garantías para la libertad de prensa y el derecho del público a la información.

Reveló que para hacer un diagnóstico sobre Honduras, llegó a esta capital el argentino La Rue y de inmediato comenzó sus contactos con el Gobierno, la AMC y otros participantes en la conferencia.

La reunión tiene lugar en un país con una tasa de 86,5 homicidios por cada 100 mil habitantes, donde desde 2010 fueron asesinados 29 comunicadores sin que hasta ahora ningún caso haya sido esclarecido.

El viernes último la policía irrumpió en las instalaciones de la emisora radial jesuita de la norteña ciudad de El Progreso cuando con participación de campesinos se transmitía un debate sobre la problemática agraria en la conflictiva zona del Bajo Aguán, donde han perecido 78 personas en tres años, 67 de ellos labriegos.

Un día después escapó de un cuarto atentado el periodista José Chinchilla, corresponsal de Radio Cadena Voces en El Progreso.

Chinchilla denunció que en esta oportunidad dos sicarios dispararon contra su casa e hirieron a uno de sus hijos y reveló que tramita una solicitud de asilo para él y su familia.

La pasada semana la procuradora de derechos humanos para Honduras, Istmania Pineda Platero, llamó a darle más seguridad al periodista Ariel Dâ�Ö Vicente, propietario de canal 21 de Choluteca, quien denunció presuntos actos de corrupción que involucran a un ex ministro y otros altos funcionarios.

Dijo que la vida de DÂ�Vicente y su familia está en peligro, pues no basta con que la Fiscalía lo haya declarado testigo protegido y recordó que el Ministerio Público y la Secretaría de Seguridad han demostrado incapacidad e inoperancia en resolver los casos de asesinatos de periodistas y abogados.

En tanto, el ex obispo de la diócesis de Santa Rosa de Copán, Luís Alfonso Santos, comentó que a otros comunicadores los han desaparecido por esa causa y llamó a orar por Dâ�Ö Vicente, que puso en entredicho a pejes muy gordos, como el presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández.

rc/rr
 

Relator de ONU indaga en Honduras sobre crímenes contra periodistas

 
Miércoles 08 de agosto de 2012
12:39 pm  - Agencia AFP  El guatemalteco Frank La Rue tiene previsto reunirse con el presidente Porfirio Lobo, otras autoridades y periodistas, durante su visita, que concluye el 14 de agosto.
Frank la Rue, relator especial de la ONU, cumple una visita a Honduras. (Foto: AFP)
Frank la Rue, relator especial de la ONU, cumple una visita a Honduras. (Foto: AFP) (Redacción)
Tegucigalpa, Honduras
El relator de la Organización de Naciones Unidas para la promoción y libertad de expresión, el guatemalteco Frank La Rue, inició este miércoles un monitoreo sobre la situación de la prensa en Honduras, donde han sido asesinados 21 periodistas en los últimos tres años, informaron fuentes oficiales.
La Rue, que llegó la noche del martes a Tegucigalpa, tiene previsto reunirse con el presidente Porfirio Lobo, otras autoridades y periodistas, durante su visita -que concluye el 14 de agosto-, indicó a la AFP el portavoz de la misión de la ONU en Honduras, Héctor Espinal.
El funcionario de las Naciones Unidas se reúne además con representantes de organismos gubernamentales y no gubernamentales de derechos humanos, incluido el estatal comisionado de Derechos Humanos, Ramón Custodio.
Una nota de la ONU precisó que La Rue busca información sobre violaciones del derecho a la libertad de opinión y expresión, discriminación, amenazas y uso de la violencia, "en particular, como cuestión de alta prioridad, contra periodistas u otros profesionales que trabajen en el campo de la información".
También tiene previsto participar en la conferencia "Seguridad, Protección y Solidaridad para la Libertad de Expresión",  organizada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Asociación de Medios de Comunicación (AMC) de Honduras, que se celebrará jueves y viernes en un hotel de Tegucigalpa.
La gran mayoría de los 21 crímenes contra periodistas registrados en los últimos tres años  se ha mantenido impune, lo que ha hecho más vulnerables a los comunicadores.
Las autoridades policiales no relacionan los crímenes con el ejercicio del periodismo, sino que la atribuyen a la ola de violencia que afecta al país, que tiene la tasa de homicidios más alta del mundo, 82 por cada 100 mil habitantes en 2011,  según un informe de Naciones Unidas.
Según el Observatorio de la Violencia, en 2011 se ha contabilizado un promedio de 20 muertes violentas por día,  un 85% de ellas causadas por armas de fuego y la mayoría del restante 15% por arma blanca.

Prensa independiente, camino a la extinción

 elheraldo.hn
César Ricaurte
Martes 07 de agosto de 2012
07:34 pm  - Verónica Castro  Ricaurte es el director de la Fundación Andina para la Observación y Estudios de Medios (Fundamedios), una organización formada por periodistas y abogados que al igual que él defienden y promueven la libertad de expresión en Ecuador desde 2006.
Ricaurte asegura que altos personeros del gobierno han dicho que el ataque a la prensa corresponde a una estrategia de polarización para permitir que la población haga el proceso de revolución ciudadana.
Ricaurte asegura que altos personeros del gobierno han dicho que el ataque a la prensa corresponde a una estrategia de polarización para permitir que la población haga el proceso de revolución ciudadana. (Redacción)
Tegucigalpa, Honduras

Amenazas a muerte, cierre de medios y hostigamiento, ese es el diario vivir de periodistas independientes en Ecuador, el país que Rafael Correa pretende limpiar de la prensa opositora y donde César Ricaurte libra la batalla para defender la libertad de prensa.

Ricaurte es el director de la Fundación Andina para la Observación y Estudios de Medios (Fundamedios), una organización formada por periodistas y abogados que al igual que él defienden y promueven la libertad de expresión en Ecuador desde 2006.

César es columnista de El Universo, uno de los principales diarios del país, que en 2011 fue sentenciado a pagarle al presidente Correa 40 millones de dólares -y condenó a tres de sus directivos a 3 años de prisión- porque este se sintió ofendido por una columna.

El periodista habló con EL HERALDO sobre los retos y desafíos de la prensa ecuatoriana para ejercer el periodismo independiente en medio del hostigamiento oficial.
La libertad de prensa se ha visto restringida en los últimos años, ¿cómo ha sido está situación? Lamentablemente hemos visto cómo se ha ido deteriorando la libertad de expresión en el país.
Hemos tenido casos de enjuiciamientos, los más conocidos son el caso de El Universo y el de los periodistas Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita, que fueron condenados por escribir el libro “El gran hermano”, donde se revelaban contratos millonarios del hermano del presidente... finalmente el presidente obtuvo una sentencia de un millón de dólares a su favor, pero en ambos casos las sentencias fueron condonadas.
Sin embargo, estos casos, que son los más conocidos, se integran en un amplio historial en el cual podemos decir que el gobierno ecuatoriano en este momento tiene una política de sistemático acoso a los periodistas. Todas las semanas el presidente dedica gran parte de sus informes semanales a atacar a los periodistas de los medios de comunicación, de lo que él llama unas veces la prensa corrupta, mediocre, y otras veces la prensa mercantilista.
Incluso ha llegado a mostrar fotografías de periodistas y llama a la población a que observe los rostros de los periodistas como si fuesen criminales, ya hemos registrado agresiones a periodistas a consecuencia de ese discurso hostil.
Fundamedios ha sido atacado por el gobierno y hemos recibido amenazas a muerte por parte de supuestos partidarios del gobierno.

¿Cuándo comenzó está relación tan confrontativa, cuál fue el detonante?
Cuando fue candidato, el presidente Correa fue apoyado por los medios de comunicación y hubo medios que incluso tomaron una línea frontal de explícito apoyo, pero prácticamente desde el día después que tomó el poder inició este discurso hostil que luego se fue reflejando en políticas y en acciones concretas.
Digamos que el proceso de agravamiento es en los últimos dos años, a partir de los hechos del 20 de septiembre, con la sublevación policial.
El presidente ha señalado que la prensa ha sido uno de los que estuvieron detrás de esto que él califica como un golpe de Estado, sin aportar ninguna evidencia.

¿Está situación de hostigamiento es general o solo en los medios grandes?
A través de Fundamedios hemos comprobado que cualquier espacio crítico contra el gobierno en provincias ha sido borrado y que ya no existen esos espacios de posible crítica a los gobiernos locales, ni a nivel nacional, y que muchas líneas editoriales han sido compradas.
En este momento el gobierno es el mayor monopolista de medios de comunicación, tiene 25 medios de comunicación en sus manos, es el mayor inversor en publicidad, invierte entre 85 y 100 millones de dólares al año, además utiliza el sistema de cadenas nacionales.

¿Cuál es el futuro de la prensa independiente en Ecuador?
Al paso que vamos la prensa en Ecuador está en vías de extinción. De hecho, el presidente Correa considera que la existencia de prensa privada en el mundo es el mayor mal de la humanidad, con lo que apunta hacia la asfixia de la prensa y su posterior desaparición, con lo cual quedaremos en una situación similar a Cuba, donde solo hay un diario gubernamental.
La situación es realmente muy preocupante, los organismos internacionales han dicho que el caso ecuatoriano es quizá el de mayor deterioro en todo América Latina, exceptuando México, Honduras y Guatemala, países donde asesinan periodistas.