DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



sábado, 11 de mayo de 2013

murder of journalists

UNESCO ... Points for reflection:

What are the main opportunities and threats for the Plan of Action of the United Nations?

How do the threats to freedom of the press from one region to another?

How can replicate in different regions of the various strategies to improve safety?

What are prevention mechanisms to prevent journalists are affected first?

How can we ensure that international standards for the safety of journalists and combat impunity are respected and adopted in the national context?

How do we develop public awareness to ensure that press freedom is widely appreciated and that the public at all levels not tolerate attacks on journalists

UNESCO, Garantizar la Seguridad de Periodistas y Trabajadores de Medios

 

oneted (France)
Un ambiente de medios de comunicación libres, independientes y pluralistas, tanto en línea como fuera de ella, debe ser uno en el cual los periodistas, trabajadores de los medios y productores de medios sociales pueden trabajar con seguridad e independencia, sin el temor de ser amenazados o incluso asesinados. Debe ser un ambiente donde los ataques, intimidaciones, acosos, secuestros, encarcelamientos arbitrarios y amenazas son la excepción y no la norma. Los periodistas (así como los periodistas ciudadanos), editores, propietarios de medios e intermediarios en línea, no deben ser objeto de coerción o manipulación política o económica. Ellos deben ser especialmente protegidos de las amenazas a su propia seguridad y la de sus familias.
 
Garantizar la seguridad de los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación es un asunto urgente. Más de 600 han sido asesinados en los últimos diez años. En otras palabras: cada semana un periodista pierde la vida por llevar noticias e información al público. Estas estadísticas destacan la relevancia del Plan de Acción de Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, y de su objetivo específico de movilizar a la familia de las agencias de la ONU así como a otras partes interesadas, incluidos los Estados miembros de las Naciones Unidas, las ONG y las empresas de medios, para colaborar en la creación de un entorno más seguro para los periodistas.
 
Existe un enorme potencial en el Plan de Acción de Naciones Unidas para aplicar todo el peso de la ONU en enfrentar estos desafíos y para convertirse en un punto de referencia para otros que comparten la preocupación por cambiar el rumbo. Ya estamos viendo los diversos mecanismos de las Naciones Unidas moviéndose en una dirección que contribuye al Plan de Acción. Además de la antes mencionada resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 2012, es importante señalar que la segunda Reunión Inter-agencias de las Naciones Unidas celebrada en Viena (Austria) el año pasado, adoptó una estrategia concreta de implementación a nivel global, regional y nacional para el Plan de Acción. Se identificaron cuatro países (Sudán del Sur, Irak, Nepal y Pakistán) donde, entre otros países interesados, la alineación de las partes involucradas podría hacer una diferencia. América Latina fue reconocida específicamente como una región donde se podría realizar una buena labor bajo los auspicios del Plan de la ONU, y desde donde las lecciones aprendidas podrían ser compartidas a nivel internacional.
 
Tal como lo reconoce el Plan de la ONU, la promoción de la seguridad de los periodistas no debe estar limitada a una acción posterior a los hechos. Mucho más debe hacerse para establecer mecanismos de prevención y medidas que aborden las causas profundas de la violencia contra los periodistas y la impunidad. Esto implica la necesidad de abordar temas como la corrupción, el crimen organizado y un marco eficaz para el imperio de la ley. Además, la existencia de leyes que pueden penalizar el periodismo legítimo (por ejemplo, las leyes de difamación excesivamente restrictivas, o leyes excesivamente amplias de seguridad nacional) son temas que deben ser tratados. El reto consiste en promover el respeto por los estándares internacionales de libertad de expresión, así como por resoluciones tales como la Resolución 1738 (2006) del Consejo de Seguridad de la ONU.
La idea de que las experiencias de un país o una región pueden ser de utilidad a otros que trabajan para mejorar la seguridad de los periodistas es clave para el Plan de la ONU. La recopilación y difusión de información actualizada y de las mejores prácticas, así como la realización de misiones internacionales e investigaciones de casos particulares, pueden ser muy beneficiosas. Sin embargo, aún hace falta mucho trabajo para alcanzar un nivel óptimo de intercambio de información y aprendizaje conjunto, así como para adaptar las buenas prácticas a los distintos contextos regionales y nacionales.

Puntos para la reflexión:

  • ¿Cuáles son las principales oportunidades y amenazas para el Plan de Acción de las Naciones Unidas?
  • ¿Cómo difieren las amenazas a la libertad de prensa de una región a otra?
  • ¿Cómo pueden replicarse en diferentes regiones las diversas estrategias para mejorar la seguridad?
  • ¿Cuáles son los mecanismos de prevención para evitar que los periodistas se vean afectados en primer lugar?
  • ¿Cómo podemos asegurar que los estándares internacionales para la seguridad de los periodistas y para combatir la impunidad sean respetados y adoptados en el contexto nacional?
  • ¿Cómo puede desarrollarse la conciencia pública para asegurar que la libertad de prensa sea ampliamente apreciada y que la opinión pública a todo nivel no tolere ataques contra periodistas?

pedimos la solidaridad de la prenda internacional


itsmania pineda platero
la impunidad crece ante asesinatos  de periodistas hondureños

Mas de 400 periodista, comunicadores y dueños de medios trabajan bajo amenazas.

FUENTE CONADEH
 Del 2003 al 2013 han sido asesinados 34 comunicadores, entre periodistas, locutores, dueños de medios de comunicación, editores y estudiantes de periodismo.

 El primer caso se presentó en la administración del presidente Ricardo Maduro (2002-2006), cuando el 26 de noviembre del 2003 fue asesinado el gerente director de la Corporación Maya Visión, canal 7, de Santa Rosa Copán. Minutos antes de iniciar la transmisión de su noticiero, un presunto desconocido, haciendo uso de un revólver con silenciador, disparó contra Rivas ocasionando su muerte instantánea. El asesinato de Rivas marcó el comienzo de una década de permanente luto para la prensa hondureña.

 Otro hecho similar que golpeó a la sociedad hondureña sucedió cuatro años después, cuando gobernaba Manuel Zelaya Rosales (2006-2009). Dos desconocidos le arrebataron la vida al periodista y humorista Carlos Salgado, muy conocido por su programa humorístico llamado “Frijol el Terrible”. Salgado salía del estudio después de grabar su popular programa en el que combinaba noticias y humorismo sobre los problemas cotidianos, cuando los sicarios le dispararon a quemarropa y luego huyeron en una camioneta. Salgado, reconocido también por su sátira política, estuvo en el aire más de 20 años.

 Actualmente los casos de estos dos reconocidos comunicadores sociales pasaron al olvido tanto en la memoria de la sociedad como también en las obligaciones de las autoridades responsables de investigar estos casos..

En la administración de Zelaya se registraron cinco asesinatos de comunicadores sociales. En la administración de Roberto Micheletti (junio 2009 a enero del 2010) se dio un caso. La situación desbordó en el actual gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

 En el término de tres años se han registrado 27 asesinatos de comunicadores sociales, equivalente al 79 por ciento de todos los casos. “De esta radiografía de la inseguridad para la prensa hondureña,

 Francisco Morazán reporta la muerte violenta de 12 (35%) comunicadores sociales; Cortés, 7 (20%); Atlántida, 4 (12%); Copán, 2; Colón, 2; Olancho, 2; El Paraíso, 2; Santa Bárbara, 1; Yoro, 1; y Lempira, 1”, establece el informe del Conadeh.

De los 34 casos registrados, desde noviembre del 2003, a la fecha, apenas uno ha sido objeto de sentencia condenatoria, esto representa un tres por ciento. Sin embargo, hay 33 (97%) casos en los cuales los responsables están gozando de impunidad, con lo cual queda demostrado que Honduras sigue siendo un país sin justicia para las víctimas ni castigo para los victimarios.

 El estudio de los casos arroja que 30 comunicadores sociales, que representan el 88%, fueron ultimados con arma de fuego, uno con arma blanca, dos estrangulados y uno que se desconoce el tipo de arma que usaron para quitarle la vida.

 De los 34 comunicadores que murieron violentamente, 14 (41%) laboraban en radioemisoras; 9 (26%) en televisión; cinco (15%) combinan su trabajo en radio y televisión; dos (6%) en el área de comunicación o de relaciones publicas, uno (3%) como reportero gráfico y editor de noticias y en tres casos no existen registros en donde laboraban, establece el informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

En la antesala del Día del Periodista, que se celebra cada 25 de mayo, los representantes de las organizaciones de comunicadores, como el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) y la Asociación de Prensa Hondureña (APH), así como entidades internacionales, le exigen al gobierno y a las autoridades operadores de justicia más voluntad para investigar los casos de agresiones y asesinatos de periodistas, así como un mayor respeto a la libertad de expresión y de prensa.


www.xibalbahonduras.blogspot.com

ask the solidarity of the international garment


 Itsmania pineda plateroimpunity grows before Honduran journalists murderedMore than 400 journalists, communicators and media owners work under threats.SOURCE CONADEH
 
From 2003 to 2013 34 journalists have been killed, including journalists, broadcasters, media owners, editors and journalism students.

 
The first case occurred in the administration of President Ricardo Maduro (2002-2006), when the November 26, 2003 was killed Corporation managing director Maya Vision, Channel 7, Santa Rosa Copan. Minutes before starting the transmission of the news, an alleged unknown, using a gun with a silencer, shot Rivas causing instant death. Rivas's assassination marked the beginning of a decade of constant mourning for the Honduran press.

 
Another similar Honduran society hit happened four years later, when he ruled Manuel Zelaya Rosales (2006-2009). Two strangers took the life of the journalist and humorist Carlos Salgado, well known for his comedy show called "Bean the Terrible". Salgado left the studio after recording his popular program that combined news and humor about everyday problems, when gunmen shot him and then fled in a van. Salgado, known also for his political satire, was in the air for over 20 years.

 
Currently the cases of these two renowned journalists were forgotten memory both in society as well as the obligations of the authorities responsible for investigating these cases ..In the administration of Zelaya were five murders of journalists. In the administration of Roberto Micheletti (June 2009 to January 2010) was a case. The situation boiled over in the current government of Porfirio Lobo Sosa.

 
At the end of three years there have been 27 murders of journalists, representing 79 percent of all cases. "This radiography in insecurity for the Honduran press,

 
Francisco Morazán reported 12 violent deaths (35%) journalists; Cortés, 7 (20%), Atlantis, 4 (12%), Copan, 2, Columbus 2; Olancho, 2, El Paraiso, 2, Santa Barbara , 1; Yoro, 1, and Lempira, 1 ", sets the CONADEH report.Of the 34 reported cases, since November 2003, to date, only one has been the subject of a conviction, this represents a three percent. However, there are 33 (97%) cases in which parties are enjoying impunity, which demonstrated that Honduras remains a country without justice for the victims and punishment for the perpetrators.

 
The case study reveals that 30 journalists, representing 88%, were killed with a firearm, a knife, two strangled and one that know the type of gun used to take his life.

 
Of the 34 journalists who died violently, 14 (41%) worked in radio, 9 (26%) on television, five (15%) combined his work in radio and television, two (6%) in the area of ​​communication or public relations, one (3%) as a photojournalist and editor of news and in three cases no records where worked, states the report of the National Commissioner of Human Rights.On the eve of the Journalist Day, celebrated every May 25, representatives of organizations of journalists, including the Association of Journalists of Honduras (CPH) and the Honduran Press Association (APH), as well as international institutions, will require the government and administration of justice authorities more willing to investigate cases of assaults and murders of journalists and greater respect for freedom of speech and press.


www.xibalbahonduras.blogspot.com