DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 18 de julio de 2012

MIGRANTES FRONTERA SUR

México, D.F. a 16 de Julio de 2012

ALEJANDRO POIRÉ ROMERO,

SECRETARIO DE GOBERNACIÓN

P R E S E N T E

Por medio de la presente carta, le damos a conocer la preocupación e interés de artistas, activistas, organizaciones y sociedad civil, que compartimos por los sucesos que acontecen las diferentes y nuevas rutas migratorias en el país.

Cada año miles de personas transmigrantes entran al país; hombres, mujeres, niñas y niños, que buscan atravesar el país como parte de su éxodo migratorio al que se han visto forzados. Este viaje y estas fronteras son de las más peligrosas del mundo, tanto por las amenazas constantes y los riesgos de violencia a los que se enfrentan, como por las circunstancias ampliamente complejas y diferentes a las que se encontraban anteriormente.

En este momento, México representa para la comunidad Transmigrante un escenario hostil y de emergencia humanitaria, toda vez que están sucediendo acciones como es el caso del cierre el pasado 9 de Julio de la "Casa del Migrante Juan Diego" ubicado en Lechería, Estado de México, debido a las constantes quejas de los vecinos; actitudes y prácticas xenofóbicas a las que se enfrentan muchos de los albergues en la República Mexicana; dejando desprotegidos y en situaciones de alto riesgo como extorsiones, secuestros y delincuencia organizada, a quienes atraviesan el país.

Otros escenarios, son los recientes fenómenos naturales, como lo sucedido en Junio con el deslave en Loma Bonita, Oaxaca, que ocasionó el descarrilamiento del tren "La Bestia", deteniendo el flujo migratorio y causando la concentración de por lo menos 2,000 migrantes varados en la Ciudad de Coatzacoalcos, Veracruz. Esto, también detonó la saturación del albergue "María Auxiliadora" el cual tuvo que cerrar sus puertas por la falta de capacidad, orillando a los migrantes a usar rutas más inhóspitas y alternativas para trasladarse hacia EE.UU. manteniéndolos aún más invisibles y alejados de las vías del tren, donde se encuentran la mayoría de los albergues y lugares de apoyo, como son los comedores, posicionándolos como presas fáciles del crimen organizado.

Es en estas circunstancias, que el Presbítero Alejandro Solalinde regresó el pasado jueves 12 de Julio a sus actividades en el Albergue "Hermanos en el Camino" en la Ciudad de Ixtepec, Oaxaca, con la intención de continuar su labor y misión humanitaria, después de que le sugirieran las organizaciones internacionales defensoras de DD.HH., una ausencia de dos meses dejándole a las autoridades competentes el esclarecimiento de las seis amenazas de muerte que recibió este año debido a su incansable lucha y activismo por los derechos humanos de los migrantes que realiza al frente de dicho albergue.

Es de vital importancia señalar que las condiciones de inseguridad en la región permanecen iguales o peores, ya que no ha habido avances significativos en las investigaciones sobre las seis amenazas de muerte que recibió el padre Alejandro Solalinde, tres de ellas denunciadas ante la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca.

POR TODO LO EXPUESTO:

Los firmantes solicitamos al Secretario de Gobernación Alejandro Poiré Romero, la coadyuvancia con los albergues para su permanencia y reaperturas en mejores condiciones y/o lugares estratégicos para seguir brindando la ayuda humanitaria y trato digno a la comunidad transmigrante.

Así mismo, le solicitamos garantizar la vida y la protección del Padre Alejandro Solalinde, así como brindar las condiciones de seguridad y vida pacífica en la región del Istmo de Tehuantepec.

F I R M A NComunidad de Artistas, Activistas, Organizaciones y Sociedad Civil

Movimiento Migrantes Frontera Sur, Centro de Derechos Humanos de la Montaña "Tlachinollan", Guerrero, México. Museo Memoria y Tolerancia, Propuesta Cívica A.C., Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo A.C., Alarbo A.C., Albergue de migrantes Hermanos en el Camino A.C., Todo por Ellos A.C., Organización Archipiélago Político, PROMIGRANTE Chiapas Solaridad y Migración A.C.,

Cristian Pineda Flores - Artista Visual, Sandra Laso, Nicola Ókin Frioli - Fotógrafo, Jacobo Dayán Askenazi, Jesús Robles Maloof - Defensor de Derechos Humanos, Aída Emart - Artista Plástica, Pascale Naveau - Investigadora de PhD, Betsabeé Romero - Artista Visual, Kenny Duarte Sevilla - Diseñadora y Artista Plástica, Daniel Gershenson Shapiro, Melba Vidal Ceballos - Artista Plástica, Dra. Susana Liberti, Arisai de la Mora - Pintora Mexicana, Alma Guadalupe Domínguez Guevara - Artista Visual, Beatriz Eugenia Hernández Pizarro – Autor Plástico, Soid Pastrana –

AMNISTIA INTERNACIONA DERECHOS HUMANOS PELIGRAN

LOS DERECHOS HUMANOS, EN PELIGRO EN LAS CONVERSACIONES SOBRE UN TRATADO

Syndicate content

Martes 17 de Julio de 2012

Riesgo de ataque.jpg

Los criterios de derechos humanos que podrían salvar la vida de millones de personas corren peligro de verse seriamente debilitados mientras el histórico Tratado sobre el Comercio de Armas se negocia en la sede de la ONU en Nueva York. El debilitamiento de estos criterios significaría que los gobiernos podrían seguir suministrando armas letales a quienes cometen graves abusos contra los derechos humanos.
Estados Unidos es uno de los países que están estudiando la posibilidad de adoptar medidas que debilitarían las salvaguardias contenidas en el Tratado sobre el Comercio de Armas, mientras los gobiernos negocian un acuerdo potencialmente histórico para reprimir las transferencias irresponsables de armas. Las autoridades del gobierno de Obama han señalado que, en virtud del tratado, todo Estado que considere la posibilidad de autorizar una exportación de armas debe tener derecho a basarse en consideraciones de seguridad nacional, por encima de los graves motivos de preocupación que puedan existir en materia de derechos humanos.
Del 16 al 26 de julio, los gobiernos debatirán los criterios para las transferencias de armas. Muchos gobiernos, y la mayoría de los aliados de Estados Unidos, están de acuerdo con los grupos de derechos humanos en que el Tratado sobre el Comercio de Armas no debe permitir exportaciones de armas cuando exista un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para facilitar o cometer violaciones graves del derecho internacional de los derechos humanos o crímenes de guerra. Sin embargo, algunos Estados influyentes, como Estados Unidos, Rusia y China, han estado tratando de promover unas normas más débiles en el tratado. Las autoridades estadounidenses han alegado que, en circunstancias excepcionales, la estabilidad regional y la seguridad nacional deben estar por encima de las cuestiones de derechos humanos. Además, las autoridades estadounidenses quieren excluir del tratado las municiones.
Por ejemplo, como principal proveedor de armas de Egipto, Estados Unidos autorizó la venta de armas pequeñas, millones de municiones y agentes químicos antidisturbios a pesar de la represión violenta de los manifestantes civiles pacíficos a manos de las fuerzas de seguridad. Si el Tratado no incluye criterios enérgicos y vinculantes en materia de derechos humanos, las naciones explotarán inevitablemente todos los posibles vacíos. Alegando cuestiones de seguridad nacional, Rusia podría seguir suministrando armas a Siria, y China podría mantener su apoyo militar a Sudán, pese al riesgo sustancial de que estas armas se utilicen para cometer crímenes de guerra y violaciones graves de derechos humanos.
Los seis principales países exportadores de armas –Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia– suministran armas por valor de más de tres cuartas partes de las armas convencionales del mundo. Como el mayor comerciante de armas del mundo, y uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, Estados Unidos tiene una obligación especial de encaminar las negociaciones hacia una conclusión fructífera.
Escriban inmediatamente en inglés o en su propio idioma:
  • instando a las autoridades a incluir la “Regla de Oro” sobre derechos humanos en el Tratado sobre el Comercio de Armas, es decir, que las transferencias de armas no estarán permitidas cuando exista un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para cometer o facilitar violaciones graves del derecho internacional de los derechos humanos o crímenes de guerra;
  • instando al presidente Obama a desempeñar un papel de liderazgo en las negociaciones de este tratado histórico, para defender las salvaguardias de derechos humanos e incluir en el texto todos los tipos de transferencia de armas y de munición, con el fin de que el tratado se convierta en un instrumento “blindado”.