DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 23 de mayo de 2012

Llaman a detener ataques contra periodistas en Honduras



Mediante una carta pública enviada al presidente Porfirio Lobo, la organización Amnistía Internacional (AI), hizo un llamado al gobierno hondureño para que de forma urgente aborde la ola de ataques contra periodistas y defensores de derechos humanos.
Por: Proceso Digital
“Amnistía Internacional expresa su honda preocupación frente a la ola de amenazas y ataques contra periodistas, defensoras y defensores de los derechos humanos y hace un llamado público y urgente al señor residente de la República y su gobierno a que aborden de forma pronta y efectiva esta ola de ataques”, expresa la misiva.
Recuerda que desde principios de 2012, Amnistía Internacional ha documentado un grave empeoramiento de la situación de seguridad de periodistas y defensores de derechos humanos en el país centroamericano.
Relata que el 15 de mayo, el cuerpo sin vida de Alfredo Villatoro, gerente de noticias de la radio HRN, fue encontrado en el sur de Tegucigalpa. Villatoro había sido secuestrado una semana antes. Su muerte ocurrió pocos días después del asesinato de Erick Martínez, un activista de la comunidad LGBTI y también periodista, quien fue asesinado el 7 de mayo.
Asimismo, recuenta que en enero pasado, las periodistas Itsmania Pineda Platero y Gilda Silvestrucci y su familia recibieron amenazas de muerte a través de llamadas anónimas y mensajes de texto.
La organización también cita amenazas contra defensores de derechos humanos en el Bajo Aguán así como contra miembros del denominado Frente Nacional de Resistencia Popular.
Asimismo, menciona que en febrero de este año, la periodista sampedrana Mavis Cruz, recibió una llamada amenazándole de muerte, poco después de terminar su programa “Noticias a la Hora” en la emisora Radio Libertad. En su programa ese día se incluyeron noticias y debates sobre problemas laborales, corrupción y la reforma de la Policía. La persona que hizo la llamada la amenazó con matar a su hijo.
Agrega que en febrero y abril la periodista y defensora de derechos humanos Dina Meza, miembro del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) y directora del sitio web Defensores en Línea, recibió una serie de amenazas y sufrió varios actos de intimidación. Las amenazas contra Dina Meza recibidas por texto y por teléfono incluían amenazas de violencia sexual.
Asegura que en marzo pasado, la fundadora y coordinadora del Cofadeh, Bertha Oliva también recibió amenazas por teléfono, y otra integrante de organismo en el mismo mes fue amenazada verbalmente por un hombre al entrar en la oficina.
Al mes siguiente, en abril, Nohemí Pérez, otra integrante del Cofadeh fue también amenazada verbalmente por un desconocido al llegar al portón de las oficinas de ese comité.
La carta indica que Amnistía Internacional ha seguido de cerca la situación de derechos humanos en Honduras durante muchos años. La organización reconoce la importancia de que el gobierno hondureño extendió, durante su examen periódico frente a las Naciones Unidas en 2010, una invitación abierta a los expertos de la Organización de las Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.
También reconoce la importancia de los compromisos públicos anunciados por el gobierno ante a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2011 a adoptar las medidas necesarias para garantizar la protección de periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos, incluida la implementación de las medidas cautelares otorgadas a favor de los defensores, defensoras, activistas y periodistas en riesgo.
Sin embargo, “esta ola reciente de ataques a periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos es de suma preocupación. Es urgente tomar medidas inmediatas que fortalezcan los mecanismos de protección para periodistas, defensores y defensoras de derechos humanos, para que así puedan accederlos de manera pronta y efectiva cuando su vida o integridad personal se encuentren en peligro”, señala.
Agrega que a lo anterior deben sumarse además medidas concretas para que haya un mejoramiento en las investigaciones. Es imprescindible que haya una reducción de la impunidad en la que se mantienen dichos ataques y amenazas para que se ponga fin a esta situación.
La impunidad de estas agresiones sólo servirá para reforzar los índices, ya escandalosos, de impunidad del país y plantea serias dudas sobre el verdadero compromiso del gobierno con los derechos humanos, subraya.
El ambiente generalizado de inseguridad, impunidad y sensación de vulnerabilidad de periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos hace necesario que el Gobierno hondureño tome medidas concretas, rápidas y efectivas tales como:
-Hacer un reconocimiento público del importante y legítimo trabajo de periodistas, defensores y defensoras de derechos humano.
- Desarrollar una política gubernamental integral que incluya medidas de prevención y protección de quienes trabajan por la defensa de los derechos humanos. Es esencial que tal política esté desarrollada en consulta con la sociedad civil, incluyendo periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos, y que cuente con los recursos necesarios para su efectiva implementación.

Periodistas se movilizarán en una “Jornada por la libertad de expresión”

http://www.latribuna.hn/2012/05/21/periodistas-conmemoraran-su-dia-marchando-por-asesinato-de-29-comunicadores-en-honduras/



  Periodistas se movilizarán en una “Jornada por la libertad de expresión”

TEGUCIGALPA.- Mientras los hombres de prensa de Honduras realizarán el viernes una Jornada Nacional por la Vida y la Defensa de la Libertad de Expresión, en lugar de la habitual celebración del Día del Periodista, la rectora de la universidad de Tegucigalpa, Julieta Castellanos, sostuvo que “la principal responsable de la situación de inseguridad es la policía”.
Tras el reciente secuestro y asesinato del conocido periodista de la cadena radial HRN Alfredo Villatoro, uno más entre otros 24 homicidios de hombres de prensa, el Colegio de Periodistas de Honduras decidió suspender las tradicionales celebraciones y convocó a una Jornada Nacional por la Vida y la Defensa de la Libertad de Expresión.

Los periodistas marcharán para exigir esclarecimiento del asesinato de 29 comunicadores sociales.
Esa jornada consistirá en movilizaciones simultáneas, el viernes, en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Comayagua y La Ceiba.

“En estos momentos en los que se pretende atemorizar y callar a la prensa nacional, convocamos a todos los periodistas, comunicadores sociales, locutores, estudiantes de periodismo y de comunicación, fotógrafos, camarógrafos y a todos los hondureños, a unirnos en esta jornada para condenar el asesinato de nuestros colegas, pedir justicia”, señaló un comunicado de la organización que agrupa al sector.

Por su parte, Castellanos, rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), declaró a la emisora RHN que el primer sospechoso detenido por el secuestro de Villatoro es un policía, y denunció que esa fuerza es la “principal responsable de la inseguridad que atraviesa” el país centroamericano.

“Hay una causa fundamental que nosotros vemos, casi en todos los hechos delictivos o en muchos hechos delictivos sale un policía o un ex policía que está involucrado o supuestamente involucrado hasta que no se defina específicamente en un juicio que es culpable”, expresó la rectora, que perdió a su hijo, asesinado junto a otro universitario por varios uniformados.

“La policía todavía sigue pensando que la ciudadanía los critica y los ataca, cuando es al contrario: la policía es la que ataca a la ciudadanía”, dijo la socióloga Castellanos.

A juicio de la rectora, esa fuerza de seguridad se siente atacada por la ciudadanía porque “no fue capaz de una formación policial y de una estructura de funcionamiento que permitiera que sus cuerpos estuvieran lo menos posible contaminados” por el crimen organizado.

La funcionaria también acusó al Ministerio Público que, dijo, “tiene un grado de responsabilidad”, porque aún con todas las carencias que aducen, “hay casos donde las pruebas, las evidencias, son tan obvias” que no se entiende su inacción o connivencia.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) unos 30 comunicadores sociales fueron asesinados en Honduras desde 2003, 23 de ellos durante la gestión del actual presidente Porfirio Lobo, que se inició el 27 de enero de 2010.