DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



lunes, 17 de octubre de 2011

SOCIEDAD INTERAMERICANA DE PRENSA (SIP) preocupados por desproteccion de periodistas de Honduras

Humala en la SIP: “Vamos a trabajar de la mano con la prensa”

Lunes 17 de octubre de 2011

El Presidente del Perú, Ollanta Humala, acaba de inaugurar la 67 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa, que se realiza en Lima. “Nosotros vamos a trabajar de la mano con la prensa y saludamos todas las veces que nos dicen nuestros errores” ha dicho Humala. ”Siempre ha existido un relación tensa entre la prensa y el poder. La prensa no debe ser un poder económico, porque puede entrar en contradicción los intereses particulares con el amor a la verdad. He tenido una relación a veces tensa con algunos sectores de la prensa, quiero decirles que se equivocaron, que no soy así”, dijo el mandatario.

Carlos Pérez, director de El Universo, en la SIP.
Ayer, Ecuador centró la atención en la lectura de los informes sobre la situación de la libertad de prensa por cada país, con el caso del diario El Universo, cuyos directivos recibieron una ovación durante la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El presidente de la SIP, Gonzalo Marroquín, acompañado por el titular del comité organizador, Gustavo Mohme, dieron inicio a la presentación de los informes por país sobre el estado de la libertad de prensa e información en las Américas.

Los directivos del diario El Universo de Guayaquil, Carlos y César Pérez Barriga, expusieron la demanda planteada en marzo pasado por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, por presunta difamación contra el excolumnista Emilio Palacio y los representantes de la empresa.

La Justicia ecuatoriana sentenció a Palacio y a los directivos del diario a tres años de prisión, además del pago de una indemnización de 40 millones de dólares a favor del gobernante.

El director de El Universo, Carlos Pérez, comentó a Efe que “este juicio ha sido el más rápido en la historia de Ecuador” y que después de acudir a las instancias judiciales superiores, irán a la Corte Constitucional, a pesar de que esa sala “la maneja la Presidencia de la República”.

Sin embargo, Pérez indicó que cumplirán con ese trámite “para que sea más claro y aceptado que hemos agotado todas las instancias internas”.

“De ahí vendrá la Corte Interamericana (de Derechos Humanos), pero cuando vaya a la corte internacional ya nos habrán cobrado y mandado a la cárcel”, afirmó.

En opinión de Pérez, la demanda de Correa responde a “una estrategia militar: (la de) pegarle al más grande para que nadie más diga nada”.

Pérez señaló que Correa tiene cuatro canales de televisión afines a sus ideas, a través de los cuales también los difaman -según afirmó-, pero también “hay muchos medios en Ecuador que callan cómodamente y se benefician con la publicidad que les da la Presidencia”.

En tal sentido, Pérez dijo que su presencia hoy en la SIP responde a una necesidad de “crear conciencia” porque “hay muchos elementos que muestran que hay una actitud regional de irse en contra de la libertad de expresión y de muchas libertades”.

Tras la presentación de Ecuador, los asistentes les dieron un largo aplauso de respaldo.

Entre los países que entregaron hoy sus informes estuvieron Bolivia, que saludó la reducción de agresiones a los periodistas durante 2011, pero denunció la continuación de prácticas como la requisa de diarios en la región de Pando cuando se denuncian presuntos actos de corrupción.

Asimismo, Rodolfo Dumas, representante de la Tribuna de Honduras, denunció el asesinato de 5 periodistas en lo que va del año y de dos ataques armados contra hombres de prensa que lograron sobrevivir.

“Estos crímenes colocan a Honduras en una situación lamentable en cuanto a la protección de los periodistas, y de inacción del Gobierno ante estos asesinatos”, se quejó Dumas.

El presidente de la SIP anunció el nombramiento de una misión especial para que investigue estos delitos en Honduras y reclamar al Gobierno de ese país que ubique a los responsable y proteja a los hombres de prensa.


De otro lado, Eduardo Quirós, directivo de La Estrella de Panamá, dijo que el Gobierno utiliza las redes sociales y algunos medios afines para atacar a periodistas del periódico La Prensa y los canales TVN2 y Metcom.

Además, mencionó que el Ejecutivo de su país también pretende regular el salario de los periodistas con base en su idoneidad, lo cual ha sido rechazado por los medios de prensa.

Durante el resto de la tarde continuará la presentación de los informes por países y en la noche los participantes acudirán al Palacio de Gobierno para celebrar un cóctel con el presidente peruano, Ollanta Humala. EFE

sábado, 15 de octubre de 2011

INDICES DE VIOLENCIA GUATEMALA, HONDURAS, EL SALVADOR

Un estudio realizado sobre violencia domestica i violencia intrafamiliar en Honduras , supera los indices de violencia , ya que son de 4 300 a 400 denuncias que se reciben a diario, de las cuales a 5 0 b7 casos se les da seguimeinento, son distribuidas a las diferntes fiscalias, ya sea de femisidios, niñez o homisiodios.

sin embargo a nivel de centro america este tema no es relevanten a pesar de que en la actualidad sigue siendo el tema de maras y barras juveniles las que dan mayor preocupacion a las autoridades de la region.

El crimen y la violencia constituyen el problema clave para el desarrollo de los países centroamericanos. "La esperanza centroamericana de un renacimiento tras las guerras civiles se ha visto opacada por otro tipo de plaga: un torrente de crimen y violencia que primero absorbió a El Salvador, Honduras y Guatemala y ahora amenaza a Nicaragua, Costa Rica y Panamá", dice el informe publicado en abril recién pasado.

Para poder entender la magnitud de esta nueva ola criminal, se plantea la siguiente comparación: tanto España como Centroamérica tienen una población aproximada de 40 millones de personas; sin embargo, España registró 336 asesinatos (es decir, menos de uno por día) en 2006, mientras que Centroamérica registró 14,257 (es decir, casi 40 por día).

De acuerdo con el documento, El Salvador tenía el índice de homicidios más alto de América Latina (58 por cada 100,000 habitantes), y otros dos países centroamericanos, Guatemala y Honduras, con índices de homicidios de 45 y 43 por cada 100,000 habitantes, respectivamente, se encuentran entre los primeros cinco de la región.

El índice de homicidios para Centroamérica en general es de 35.4 por cada 100,000 habitantes, comparado con aproximadamente 20 por cada 100,000 en toda América Latina.

Los índices de homicidios siguen siendo bajos en Panamá, Nicaragua y Costa Rica, aproximadamente la mitad que en América Latina en general, pero ahora también preocupa el aumento de la violencia en dichos países. Según este estudio, el tráfico de drogas es por un lado un promotor importante de los índices de homicidios y por otro el factor principal de los niveles de violencia en la región.

También está la violencia juvenil y las maras como una preocupación fundamental en Centroamérica.

Los datos manejados en el informe parecen muy cortos en relación con los registros que deja la violencia y criminalidad a nivel interno

la situación del 2009 al 2011 ha cambiado, a tal grado que Honduras estaría superando a El Salvador, "que ha logrado controlar un poco los homicidios" en los últimos años.

La tendencia hondureña va a la cabeza en muertes violentas. Se estima que en el 2010 en Honduras la tasa de muertes violentas por cada 100,000 habitantes fue de 77.5, superando casi ocho veces la tasa promedio de 8.8 establecida por la OMS en el 2000.

en el país se estarían registrando 17 muertes violentas diariamente, que por lo general ocurren en las ciudades más grandes y en los departamentos de mayor dinamismo económico como son Cortés, Francisco Morazán y Atlántida. Los datos señalan una cuestión más grave.

En este momento las muertes por armas de fuego se elevaron de 78% al 83.4% y el 93.8% de las víctimas fueron hombres, explicó.

Ella considera que echarle la culpa la pobreza, es estigmatizarla. "Usted tiene países vecinos con similar situación, incluso con mayores niveles de pobreza pero no con las mismas estadísticas de violencia. Nicaragua ha logrado sostener en los últimos cinco años una tasa de 13 muertes por cien mil habitantes, y usted está hablando de un país pobre, entonces la pobreza no es la justificación".

Deficiencia

Flores recordó que cada año la Policía hondureña recibe mayor presupuesto para una respuesta reactiva, de ahí esos grandes operativos, pero no existe una respuesta sistemática que incorpore como instrumento fundamental la prevención.

"Quienes han hecho prevención en este país han sido las iglesias, las ONG (Organismos no Gubernamentales) con escasos recursos, pero con un compromiso moral muy fuerte", agregó la experta.

Sobre este aspecto, recientemente el Banco Mundial mostró su preocupación por los altos índices de violencia y criminalidad en la región y ha advertido que es una amenaza para las instituciones claves y para la estabilidad gubernamental. Señaló que las altas tasas de homicidio en Honduras, El Salvador y Guatemala, "socavan las esperanzas de paz y estabilidad que surgieron luego de la resolución de las guerras civiles regionales".

Después de un año en donde el tema de la inseguridad y la violencia cubrió los diarios del país mes tras mes, es importante poder dibujar la situación actual del país para tener un marco de referencia sobre el cuál actuar; es decir, tener una.

base sobre la que es posible empezar a definir políticas y que servirá como punto de partida para evaluar avances o retrocesos.
Respecto de este tema, FUNDESA mantiene el compromiso adquirido en el Encuentro Nacional de Empresarios – ENADE 2009 – y le da seguimiento a aquellas variables que son el origen de la alarma que ha hecho que la sociedad guatemalteca ponga manos a la obra para cambiar la situación existente. La variable más preocupante son los altos índices de criminalidad en el país.

constituida básicamente por las muertes provocadas por arma de fuego y por arma blanca. Este tema merece suma atención, ya que más que números y cifras, lo que está en juego es la vida de guatemaltecos que a diario pierden su vida por circunstancias que merecen una acción de nuestra parte.

Fuente: inacif.gob.gt

9500 MUERTES VIOLENTAS EN PRIMEROS 17 MESES DEL GOBIERNO DE PEPE LOBO.

Alrededor de 9,500 muertes violentas en primeros 17 meses del gobierno de Pepe Lobo

Lamentó que en materia de seguridad se siga jugando a la piñata, dando palos de ciego, intentando frenar
un problema con “medicinas” que ya fueron probadas y que son un fracaso.

Desde febrero del 2006 a junio de 2011 (65 meses), tres presidentes han gobernado el país con resultados
nada halagadores en materia de seguridad ya que se han registrado 25,859 muertes violentas de personas,
más del 80% víctimas de las armas de fuego.

Alrededor de 9,500 muertes violentas se han registrado en los primeros 17 meses del mandato
del presidente Porfirio Lobo Sosa, reveló un informe del Comisionado Nacional de los Derechos
Humanos (CONADEH).

El documento detalla que en los primeros once meses de su gestión (febrero – diciembre 2010),
al menos, 5,850 personas perdieron la vida en forma violenta y que otras 3,600 lo hicieron en los
primeros seis meses del 2011.

La situación es preocupante si se toma en cuenta que en febrero del 2010, que significó el
primer mes de su gestión como Presidente de la República, se reportó la muerte violenta de 420
personas, es decir, un promedio de 14 decesos diarios.

Desde ese momento, la cifra de muertes violentas ha ido en aumento al extremo que sólo en
diciembre del 2010 se registró la muerte, en circunstancias violentas, de 683 personas ó 22.76
víctimas diarias.

Desde febrero del 2006 a junio de 2011 (65 meses), tres presidentes han gobernado el país con
resultados nada halagadores en materia de seguridad ya que se han registrado 25,859 muertes
violentas de personas, más del 80% víctimas de las armas de fuego.

En el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya el saldo fue de 13,320 muertes violentas, en los
siete meses del gobierno de Roberto Micheletti se registraron 2,468, mientras que, en 17 meses
presididos por Porfirio Lobo, la cifra ronda alrededor de las 9,500 víctimas.

Preocupado por la situación de violencia delincuencial en el país, el Comisionado Nacional de los
Derechos Humanos, Ramón Custodio, recomendó al gobierno del presidente Porfirio Lobo definir
como una prioridad nacional el derecho a la seguridad pública, plasmándola en una política de
Estado coherente y participativa.

El defensor de los derechos humanos lamentó que entre el 2006 y junio de 2011 hayan perdido la
vida en forma violenta 25,859 personas, que ubican al país en uno de los más violentos del mundo.

Custodio señaló que hay departamentos que requieren atención inmediata, por parte de las
autoridades gubernamentales, por el número de muertes violentas que registran.

Para el caso, en los primeros seis meses del 2011, entre los departamentos con las mayores tasas
de muertes violentas están Cortés, Francisco Morazán, Atlántida, Yoro, Copán, Comayagua y
Olancho.

Recordó que entre el 2008 y el 2010, el departamento de Cortés se ubicó en el primer lugar de
muertes violentas con 4,844 decesos, bajo esas circunstancias.

Agregó que, durante el mismo período, en Francisco Morazán, se registró la muerte violenta de
2,828 personas que lo ubican en el segundo lugar, seguido por los departamentos de Atlántida con

1,389, Yoro 919 y Copán con 840 homicidios.

En lo que respecta a la tasa de homicidios por cada 100,000 habitante, Custodio, hizo énfasis en el
registró que hay del departamento de Atlántida que desde el 2005 ha estado por encima de la tasa
nacional.

En el 2010, la tasa de homicidios en ese departamento insular fue de 131.8 por cada 100,000
habitantes, muy superior a la tasa nacional que fue de 77.5 y casi 15 veces más alta que la mundial
establecida en 8.8.

Otros departamentos que en el 2010 registraron tasas de homicidios muy por encima de la
nacional fueron Cortés con 112.8, Colón con 88.6, Copán y Yoro con 85.9 y Olancho con 78.7.

Un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ubicó a Honduras como el
país con mayor índice de homicidios en Centroamérica, con una tasa de 82.1 homicidios por cada
100 mil personas, la más alta a nivel mundial.

La situación en Honduras es crítica, dijo Custodio, si se toma en cuenta que en el año 2000 se
registraba un promedio de 8.7 homicidios por día, cifra que alcanzó un promedio de 20 en los
primeros meses del 2011.

El ombudsman hondureño es del criterio que los cambios realizados hasta ahora por el presidente
de la República, Porfirio Lobo, en materia de seguridad, indican el fracaso del gobierno en esta
etapa de su mandato y espera que los nuevos funcionarios sepan superar lo que se ha hecho mal y
lo mejoren.

Custodio lamentó que “en materia de seguridad se siga jugando a la piñata, dando palos de ciego,
con un problema que crece cada día”.

“No nos estamos comportando a la altura del siglo XXI, y se sigue intentando frenar un problema
con “medicinas” que ya fueron probadas y que son un fracaso”, sentenció el titular del organismo
humanitario.

FEMISIDIOS EN HONDURAS

Mujeres víctimas de impunidad


La Convención Interamericana para Prevenir,Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer (Convención Belém do Pará)ratificada por el Estado de Honduras en 1995, señala que toda mujer tiene el derecho a vivir una vidalibre de violencia. Por tanto es obligación del Estado de Honduras, adoptar portodos los medios apropiados y sin dilaciones, políticas orientadas a prevenir,sancionar y erradicar dicha violencia


EnHonduras desde el año 2005 al 2011, más de mil 800 mujeres han sido víctimas defemicidios. Su muerte, sus sueños truncados y el dolor de la familiarepresentan uno de los mayores escándalos nacionales de incumplimiento a losDerechos Humanos por parte del Estado hondureño. Esto coloca a Honduras en elsegundo lugar en femicidios en países de Centroamérica después de Guatemala.


El terreno fértil para que la violencia contra las mujeres continúeperpetuándose, se encuentra en la impunidad que rodea a estos casos. Según unEstudio, de la Tribuna contra los Femicidios, del total de 351 casos reportadosa la fiscalía en el 2010, sólo sepudieron ingresar a los Juzgados de Letras en materia penal 179 (51% del totalde casos), logrando llegar a los Tribunales de sentencia apenas 59 casos, delos cuales se obtuvieron 48 resoluciones, lo que nos indica un porcentaje de13.6% en la efectividad de dichos casos.


Laindiferencia del Estado, la inoperancia de las instituciones, la negligencia enla prevención y la negación del acceso a justicia igualitaria para las mujeres,envía un mensaje claro a la población: la vida de las mujeres no vale nada enHonduras. Este mensaje se traduce en la normalización e internalización de laviolencia hacia las mujeres por su condición de género en el pueblo hondureño,poniéndolas en mayor riesgo.


Como Tribuna de Mujeres contra los Femicidios, alianza nacional deorganizaciones defensoras de los derechos humanos de las mujeres, responsabilizamos al Estadode los altos nivelesde Impunidad que rodea los asesinatos de cientos de mujeres en Honduras, en tantono cumple su obligación de protección, investigación y sanción de estoscrímenes. Mientras la impunidad exista las mujeres seguiremos en un estado deindefensión y la lista de víctimas de femicidios seguirá engrosándose. Tal ycomo lo ha declarado la Fiscal de Derechos Humanos de Honduras, Sandra Ponce "Mientras haya impunidad el Estado va a seguir siendoseñalado como responsable de los asesinatos por omisión, en tanto las muertesno sean investigadas”


En el marco en el marco del encuentro “Impunidad, libertad de expresión y justicia” y ante lapresencia del Juez Baltasar Garzón, en su condición de asesor del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), las organizaciones que integramos la Tribuna contra los Femicidios, hacemos un llamado a la comunidad internacional, paraque en base a los convenios internacionales firmados por Honduras, soliciten alEstado hondureño que informe inmediatamentesobre el estado actual de los casos de crímenes contra la vida de las mujeres que permanecen en altos niveles de impunidad y muestreavances concretos en la implementación de políticas efectivas y consultadas con la población para laprevención , sanción y eliminaciónde toda formas de violencia contra las mujeres en el país.


˝El hecho de que las autoridades no investiguen, enjuicien y castiguen a los responsables de actos de violencia contra la mujer ha contribuido a crear un clima de impunidad, que se ha traducido en una escasa confianza en el sistemade justicia".


Sra. Rashida Manjoo, Relatora especial deNaciones Unidas sobre la violenciacontra la mujer.

Honduras, 7 deOctubre 2011


Tribuna deMujeres contra los Femicidios

Campaña Nacional contra los Femicidios.

SOBRE LA INSEGURIDAD OBAMA DIJO

POR : ITSMANIA PINEDAPLATERO


En sus declaraciones el Presidente Obama,dijo: que después de los países en guerra, Centro América es el área más violenta que contabiliza 65 muertos por cada 100 mil habitantes. El Observatorio de la Violenciade Honduras arroja un promedio de 82 muertos por cada 100 mil habitantes las cuales por el alto grado de impunidad seguirán en aumento


Barack Obama aseguro profundizar sobre la violación a Los Derechos Humanos en Honduras, particularmente, contra periodista y campesinos.

Cubrirlas necesidades contra la inseguridad.

La parte migratoria que es una política fundamental del departamento de Estado de los Estados Unidos de Norte América para fortalecer la Seguridad y Promover el desarme.



Visto desde otro Angulo esta es la escena que vivimos diariamente en barrios marginales, módulos de las penitenciariaS, ambientes no institucionales, esta es la mina deimágenes y cuentos que sostienen la producción grafica y literaria de lo increíble, lo que asusta y lo sangriento, lugares que sirven con una óptica distinta en el análisis de la importancia de la violencia y la muerte , en el manejo del Estado Moderno Humanista y en la psicología social de un pueblo al borde de la rebelión o del canibalismo



Viviendo en elinterior de la violencia, y siendo victima de la misma, estos hechos vividos arrancados de la medula de una sociedad conflictiva, embriagada por el placer de ver, leer y escuchar violencia en los medios de comunicación minados por el miedo, encarcelados por barrotes simulando las prisiones, habidos de saber que dicen a diario las noticias sobre el numero de muertos y quienes fueron.



La violencia en Honduras es una cruda realidad, normal en un Estado de alerta que no es la excepción sino la regla, donde todos contamos los muertos haciéndonos actores en el gran escenario de la vida, a diario dirigido por los medios de comunicación, la policía yla política, provocando el miedo y narrando con insistencia capítulos de una novela de la vida real que pretende mostrarnos Seguridad y Orden en nuestra sociedad. Pero que en síntesis nos muestran que en Honduras LA VIDA NO VALE NADA.



“Una Comadreja al entrar alcuarto de un artista, encontró una mascara y dijo: que bonita mascara pero lastima que no tiene cerebro”.




Ramón Custodio:
Defender la vida en Honduras implica arriesgar la vida



• Declaró que no se puede ocultar que en el país están muriendo 80 personas por cada 100,000 habitantes y que de esos homicidios muy pocos son castigados, porque casi todos quedan en la impunidad


El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, dijo hoy que defender el derecho a la vida en Honduras implica arriesgar la vida.
Custodio se refirió en esos términos ante miembros de la Red de Promotores y Defensores de los Derechos Humanos, integrado por diversas organizaciones e instituciones del Estado y de la sociedad civil
El defensor delos derechos humanos calificó la violencia que se vive en Honduras de ser “un mal social”.

“Acá en Honduras, por ejemplo, estamos sujetos a una ola de violencia increíble y vivir bajo la violencia es vivir bajo el miedo”, precisó.

Añadió que vivir con miedo es vivir sin salud y que por eso la Organización Mundial de la Salud acuñó una definición más integral cuando establece que el derecho a la salud, es el estado de completo bienestar físico, mental, social y sin violencia.

Los hondureños hemos perdido el derecho a vivir libre del temor, ahora todo mundo pasa temeroso, indicó Custodio.

En su criterio, los hondureños somos una sociedad violenta, situación que se refleja en la tasa de homicidios que supera los 80 por cada 100,000 habitantes, cifra con la que se supera diez veces más la tasa mundial establecida en 8.8.

Declaró que no se puede ocultar que en el país están muriendo 80 personas por cada 100,000 habitantes y que de esos homicidios muy pocos son castigados, porque casi todos quedan en la impunidad.

“Trabajar acá defendiendo la vida, implica arriesgar la vida” reiteró el titular del organismo humanitario.

Puntualizó que en los años 80, el enemigo era el ejército, la policía, los cuerpos secretos del Estados pero ahora hay otros actores vinculados con el crimen organizado.

Custodio fue preciso al señalar que el derecho a la verdad compromete a los que trabajamos en derechos humanos a no inventar mentiras porque la mejor defensa de los derechos humanos es actuar apegado a la verdad.

El peor daño que yo le puedo causar a la causa de los derechos humanos, dijo Custodio, es andar mintiendo e inventado hechos que no han sucedido para que me crean en el exterior.

Un estudio de las Naciones Unidas sobre homicidios ubica a Honduras como el país con la tasa más alta a nivel mundial, con un 82.1 por cada 100 mil habitantes seguida por El Salvador con 66 y Costa de Marfil en África con 56.9.
Al respecto, Custodio expresó su preocupación por el aumento de las muertes violentas en el país que solo en el primer semestre del 2011 dejo un promedio de 20 muertes diarias y advirtió que de continuar con esta tendencia, Honduras podría cerrar el 2011 con una tasa de 86 homicidios por cada 100,000 habitantes.
Detalló que en los primeros seis meses del 2011 perdieron la vida en forma violenta alrededor de 3,600 personas que ubica a Honduras como uno de los países más violentos de la región y del continente.

Un informe del CONADEH establece que Honduras registró en el 2010 la muerte violenta de 6,239 personas, de las cuales el 83% fueron víctimas de las armas de fuego.
Dichas cifras ubican a Honduras en la sexta posición a nivel del continente americano superado solo por Brasil, México, Colombia, Estados Unidos y Venezuela, países con mucha mayor población.

sábado, 1 de octubre de 2011

Ramon Custodio La persistencia de la impunidad en Honduras

Miércoles 14 de Septiembre de 2011 21:26

Periodista denuncia atropellos de la policía


Miembros de la policía hondureña fueron denunciados ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) por agredir verbalmente a una periodista a quien amenazaron con esposarla y llevarla detenida, situación que no fue posible por la intervención de las personas que transitan por las cercanías del Congreso Nacional, en el centro de Tegucigalpa.

La afectada es la periodista Itsmania Pineda, miembro voluntaria de la Red Mundial de Mil Mujeres de Paz, quien detalló que el hecho ocurrió cuando regresaba a su casa de habitación ubicada en la colonia las torres de Tegucigalpa.

“Me subí a un microbús, cuando a la altura de la primera avenida del puente Estocolmo, exactamente bajo el semáforo, una motocicleta con dos agentes de tránsito que portaban un chaleco color verde, interceptaron el microbús”, relató en su testimonio.

Agregó que los policías le ordenaron al chofer que se detuviera, al mismo tiempo, uno de los agentes, de piel trigueña y de complexión gruesa, de unos 52 años de edad, ordenó en tono enérgico y con frases groseras que me bajara del bus…

”Me decía que me bajara en el mercado, nosotros le discutimos que era muy peligroso, entonces él dijo que si yo no me bajaba del bus entonces él se subiría y nos llevaría detenidos”.

Al no acceder a su petición, el policía le ordeno al conductor del bus que arrancara con dirección al centro de Tegucigalpa.

De acuerdo al relato de la periodista, ya en el centro ella trató de bajarse del microbús pero el policía que conducía la moto “M1-03” de aproximadamente 30 años, delgado, de estatura baja, trigueño claro, sacó sus esposas y en tono grosero y amenazante le dijo que se dejara poner las esposas porque la llevaría presa.


No obstante, las personas que se encontraban en el punto de microbuses, en las cercanías del Congreso Nacional, rodearon a los policías e impidieron que éste le pusiera las esposas.

Mientras eso ocurría, el otro miembro de la policía la arremetía verbalmente contra la denunciante, por lo que decidió identificarse como periodista y defensora de los derechos humanos, situación que al parecer molestó más a los miembros del orden.


La periodista Itsmania Pineda, también interpuso la denuncia contra los agentes de Tránsito ante la Dirección Nacional de Investigación Criminal y ya es del conocimiento de la Unidad de Asuntos Internos de la policía.

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos lamentó que desde el 2006 a la fecha, más de 20 periodistas han muerto en forma violenta y que más de un centenar haya sido objeto de persecución, amenazas, intimidación, agresiones físicas y lesiones.

El organismo humanitario ha condenado las acciones de violencia contra medios de comunicación, el asesinato de periodistas así como las amenazas y los ataques contra los comunicadores sociales ya sea provenientes de agentes del Estado como de particulares.

“La persistencia de la impunidad en el país genera un sentimiento de impotencia y frustración en el pueblo hondureño”, dijo el ombudsman hondureño, Ramón Custodio.

CONADEH, Diseñado por Rubén Reyes para el Comisionado nacional de Derechos humanosvalid xhtmlvalid css