DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



lunes, 17 de septiembre de 2012

Tregua de pandillas en El Salvador aún sin eco en Centroamérica


Publicado el 14 de septiembre 2012 - 6:08 de la tarde

Una tregua pactada hace seis meses por la Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18 (M-18) redujo el número de asesinatos en El Salvador, pero persisten serias dudas de que el fenómeno vaya a repetirse en otros países centroamericanos, donde también operan esas violentas pandillas.
Líderes pandilleros y los mediadores del acuerdo salvadoreño afirman que las MS-13 y M-18 de Guatemala y Honduras tienen interés en seguir esos pasos, y que incluso sus cabecillas viajaron a El Salvador para conocer la experiencia.
"Nuestros compañeros de Guatemala y de Honduras incluso han enviado peticiones al gobierno (de sus países) pidiéndoles que den inicio a procesos similares", declaró un líder de la M-18, Carlos Mójica Lechuga, recluido en el penal de Cojutepeque, 35 km al este de San Salvador.
El ex comandante guerrillero Raúl Mijango, mediador junto con el vicario castrense Fabio Colindres, señaló que "esta experiencia exitosa (...) no sólo está siendo vista con buenos ojos por otros países hermanos, sino que algunos hasta lo quieren replicar".

No obstante, funcionarios, analistas y sectores de la población en esos dos países lo ven poco factible por tratarse de realidades y organizaciones criminales distintas -aunque de raíz común-. Los gobiernos continúan apostando a la represión, más que a la prevención.
Verificada por la Organización de Estados Americanos (OEA), la tregua en El Salvador, que se inició el 9 de marzo, redujo de 14 a 5 los asesinatos diarios, con lo que el país dejó de figurar entre los más violentos del mundo, según el gobierno.

Producto de la violencia del narcotráfico aliado con las maras, y disparada por la penetración de los cárteles mexicanos, Honduras tiene el récord mundial de homicidios, con 82 por cada 100.000 habitantes, y Guatemala registra 42 por cada 100.000, según un informe de la ONU de 2011.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, sostiene que no negoció con las maras; pero el ministro de Seguridad, general David Munguía, reconoció que acercárseles con mediadores es parte de una estrategia en el combate a la delincuencia. "Una cosa es ser facilitadores y otra es ser negociadores", dijo.
Los mandatarios Otto Pérez (Guatemala) y Porfirio Lobo (Honduras) descartan dialogar con esos grupos. "Deben responder ante la ley", dice el guatemalteco.

"Cada país tiene sus particularidades y estoy muy contento con los caminos que hemos tomado", dijo recientemente Lobo, al declararse satisfecho con la "Operación Relámpago", con la que hace un año sumó a los militares al combate contra el crimen organizado.
Surgidas con miles de jóvenes deportados de Estados Unidos -donde se relacionaron con pandillas bien organizadas y tomaron sus nombres de la Calle 13 y la Calle 18 de Los Ángeles-, las maras, con más de 70.000 miembros en los tres países, son bandas bien armadas, que tienen sus códigos y se identifican con tatuajes.

"Muchos de esos jóvenes habían emigrado en la guerra civil (1980-1992) de El Salvador, por eso ahí la mediación castrense y de un guerrillero funcionó. La violencia en Honduras es más compleja y generalizada, las pandillas están coludidas con la policía", dijo a la AFP Itsmania Pineda, activista humanitaria hondureña, experta en el fenómeno de las maras.

El analista guatemalteco Marco Barahona, subdirector del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, no ve factible una tregua en su país por ahora, porque las maras "no tienen una estructura de jerarquía tan clara y muchos cabecillas no están detenidos", como en El Salvador.

"Hay coincidencias y relación entre las M-13 y M-18 de uno y otro país, pero no tanto como para que se influyan. Hay mayor fortaleza estructural en las de El Salvador que les permite negociar. En Guatemala no hay claros liderazgos", coincidió Mario Mérida, ex viceministro de Seguridad.

Observadores estiman que la extensión territorial de Honduras y Guatemala -ambos quintuplican a El Salvador-, contribuye a una distribución geográfica de las maras que limita el choque directo y a que las clicas -células- operen con más independencia, controlando barrios enteros.
"Es difícil que autoridades conversen con delincuentes, porque lo que les corresponde es la aplicación de la ley", dijo a AFP Eduardo Villanueva, jefe de la dirección de investigación policial de Honduras.
A pesar del escepticismo, algunos no pierden la fe. Monseñor Rómulo Emiliani, obispo de la ciudad hondureña de San Pedro Sula y quien ha trabajado rehabilitando pandilleros, se ha mostrado dispuesto a mediar.
© ANP/AFP

martes, 11 de septiembre de 2012

BALAS EN CUERPOS DE REOS DE PRESIDIO DE COMAYAGUA

Penal de Comayagua
Martes 11 de septiembre de 2012
ELHERALDO.HN
MP sugiere exhumar para verificar si hay o no heridas de bala en cuerpos de reos
12:09 am  - Redacción 
Elheraldo.hn ha revelado testimonios y análisis de expertos que coinciden en que sí  hay perforaciones de bala en cuerpos de reos fallecidos en el siniestro de la granja penal.

Tegucigalpa,
Honduras
El Ministerio Público (MP) aconsejó a parientes de dos reos víctimas del incendio en la granja penal de Comayagua solicitar la exhumación de los cuerpos para confirmar que los mismos no presentan disparos recientes.
Una investigación de elheraldo.hn revela nuevas evidencias   siete meses después del incendio en la granja penal de Comayagua, en el que fallecieron 361 personas el pasado 14 de febrero.
Se denunció que algunos reos habrían muerto a causa de disparos, y no por asfixia y quemaduras como revelaron los dictámenes forenses.
En los cuerpos de los reos Elmer Iván Velásquez Silva (de 28 años) y Eldel Eliel Ramírez Amaya (35) quedaron las marcas que un analista forense independiente determinó como heridas de bala.
Los familiares de Velásquez y Ramírez Amaya tomaron fotografías de los cuerpos antes de sepultarlos, los que supuestamente presentan señales de disparos de arma de fuego en distintas partes.
 Los parientes denunciaron el hecho. Para confirmar su versión, se valieron del dictamen de tres forenses independientes. Estos médicos emitieron su dictamen observando las fotografías. El MP rechazó tales aseveraciones.“En ninguno de los casos, de acuerdo a la información suministrada por Medicina Forense, hay constancia de heridas recientes”, afirmó Melvin Duarte, portavoz del MP.
Durante la práctica de las autopsias se informó que algunos cuerpos presentaban heridas antiguas.

Por tanto, le restaron credibilidad a informes de peritos independientes que basaron su dictamen observando fotografías.“Este es un tipo de conclusión que no se realiza a simple vista, no se puede realizar mediante fotografías, sino trabajando sobre el mismo cuerpo y eso es lo que se ha realizado a través de las autopsias”, indicó el vocero.
Además, por cómo se encontraban dañados por el fuego, el reconocimiento científico fue muy detallado, que no podría deducir una conclusión con solamente ver el cuerpo.
Explicó que en las autopsias practicadas por Medicina Forense, a las 361 víctimas del incendio se les siguió un proceso técnico-científico, de acuerdo al protocolo establecido.
+ Al menos dos reos muertos en cárcel de Comayagua tenían disparos
Exhumaciones

El MP prefirió no entrar en controversia con parientes de las víctimas del siniestro. Sí les recomendó que, para alejar dudas, se exhumaran los cuerpos de los dos reos para comprobar que no presentan disparos recientes.
“Si hay algún tipo de duda de parte de los familiares u organizaciones que los acompañan o de otros médicos, simplemente se tiene que seguir el procedimiento que establece la ley para hacer la solicitud del caso a los tribunales correspondiente para exhumar determinados cadáveres”, manifestó Duarte.
Si el tribunal competente emana una orden, la dirección de Medicina Forense está en la disposición de exhumar los cuerpos. Siempre el organismo guarda información que mediante un proceso científico se puede recuperar. Además, afirmó que la información que maneja Medicina Forense está abierta para que cualquier persona u organización la constate para salir de dudas.
Prefirió no pronunciarse sobre versiones de empleados forenses que aseguran ver cuerpos con disparos, argumentando que no se revelan sus nombres.

+ Justicia, piden los familiares de reos muertos en incendio
Aval internacional

Por su parte, el fiscal adjunto, Roy Urtecho, subrayó que el trabajo realizado por Medicina Forense estuvo acompañado de observadores internacionales, entre ellos médicos forenses procedentes de El Salvador, Chile, México, Guatemala, EE UU y Perú.

En su informe, los forenses no expusieron que los cuerpos presentaran disparos recientes.

Esclarecer denuncia

Por su parte, la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos sugirió a los parientes formalizar su denuncia para ser investigada.
“Si existe por parte de los familiares alguna duda, certeza o evidencia de que se ha cometido un delito, tienen que concurrir al Ministerio Público a interponer las diligencias correspondientes”, expresó Dennis Gallegos, secretario general de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos.

En ese caso, el MP estará en la obligación de dar una respuesta a las inquietudes de los familiares. Destacó la posición del MP de sugerir la práctica de exhumaciones para aclarar dudas.

Recordó que en el proceso de autopsias varios familiares denunciaron que existían disparos, lo que fue desmentido con el dictamen de Medicina Forense.

Ministerio Público rechaza evidencias de disparos recientes
Justicia, piden los familiares de reos muertos en incendio
Expertos forenses avalan denuncia de parientes
Al menos dos reos muertos en cárcel de Comayagua tenían disparos

domingo, 2 de septiembre de 2012

LA HUELLA DACTILAR ES UNA ESCENA DEL CRIMEN


 POR ITSMANIA PINEDA PLATERO


Consternación, tristeza, dolor y repudio  experimentan los hondureños, después de los macabros hallazgos de cuerpos desmembrados, encontrados en costales, bolsas plásticas de nailon envueltos en sabanas en diferentes puntos de Tegucigalpa, Honduras,  decenas de personas han sido encontradas con signos de tortura, piernas en contenedores de basura sin que hasta la fecha exista una explicación creíble de que , quien y porque están ocurriendo estos hechos  lamentables, que exponen a Honduras como un país al borde del canibalismo y la barbarie.

Una cabeza en una caja de cartón  fue encontrada en un barrio populoso, y antes estos dantescos cuadros cada día más recurrentes varios familiares  se presentan a la morgue capitalina para verificar si pertenecen a sus seres queridos.

Esta triste    escena de inseguridad solo muestran la débil estructura del Estado Hondureño, la incapacidad de  los entes gubernamentales en responder ante estos delitos, la debilidad  de los organismos de Investigación Criminal de la Policía, la notoria deficiencia  del Registro Nacional de las Personas RNP y Ministerio Publico que trabajan desmembrados volviéndolos incapaces de dar una respuesta a los hondureños que con ansias desean que cese  la impunidad.

Hasta la fecha el Registro Nacional de las personas no cuenta con  un Archivo dactilar unificado a nivel regional, que permita el control y seguimiento de los hondureños dentro y fuera de Honduras, esta deficiencia  facilita la documentación ilegal de propios y extraños, la duplicidad de documentos o la incongruencia en la emisión de partidas de nacimiento  con un nombre y tarjeras de identidad con otro. A través del sistema AFIS el RNP solo necesita la huella del dedo índice,  para determinar con prontitud a quien pertenece.

En casos de personas  que no han sido reconocidos ante el Registro de las Personas estos pueden perfectamente suplantar el Orden civil,  haciendo suya la identidad de una persona ya muerta o bien poniéndose el nombre de otra que aun vive, de esa manera evaden fácilmente la justicia y hasta pueden viciar perfectamente el limpio proceso electoral.

En el caso de los desmembramientos en primera instancia, cuando una persona no tiene antecedentes policiales,  la Dirección General de Investigación Criminal, debe ceder la huella le al Registro Nacional de las Personas RNP  para que estos sean cotejados si es que han tramitado  la tarjeta de identidad .

Cuando la persona ya tiene antecedentes policiales,  La  responsabilidad recae en los hombros de la Dirección de investigación Criminal a ellos  compete exclusivamente  tomar las  impresiones necro dactilares es decir los  necro dactilogramas,  estas dan una posible pista que identificara  quien es la victima.

Cuando son menores  de edad se deben tomar impresiones plantares, que deberán ser cotejadas con los archivos de los cualquier hospitales  del Estado. La Dirección de Investigación Criminal  deberá seguir con el proceso.

Medicina Forense establecerá por grupos atreves de la prueba de ADN las partes  desmembradas que formaran un cuerpo, y a través de la comparación que ha hecho dactiloscopia establecerán el derecho civil  o identificación de la victima.

Una Dra. Experta forense en el tema  dice que la identificación masilo facial permite  determinar  la pertenencia de una cabeza sin cuerpo.

Ya que  hasta la fecha el Registro Nacional de las Personas  ha sido incompetente al no dar un documento científico que sustente que la partida de nacimiento pertenece a quien  la porta y además  que lo identifique como hondureños, violentando sus derechos  humanos al no acreditarlos con su propia identidad desde el momento de su  nacimiento, certificada únicamente por  huella dactilar y no por un código de registro  Nacional de las Personas. Esta negligencia  favorece a los traficantes de niños (as) para sacarlos del país sin ningún problema.

Ante estas falencias del Estado y de sus órganos en aplicar la justicia en Honduras, las personas que  experimentan la perdida de un ser querido deberán alimentar la esperanza de que sus familiares  serán encontrados por su huella dactilar, un indicio entre otros,  que mas temprano que nunca  hablara.

ITSMANIA PINEDA PLATERO
Procuradora  Derechos Humanos
Red Mundial de 1000 mujeres de paz
Presidenta de XIBALBA DDHH
504-96031998