DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



sábado, 11 de mayo de 2013

UNESCO, Garantizar la Seguridad de Periodistas y Trabajadores de Medios

 

oneted (France)
Un ambiente de medios de comunicación libres, independientes y pluralistas, tanto en línea como fuera de ella, debe ser uno en el cual los periodistas, trabajadores de los medios y productores de medios sociales pueden trabajar con seguridad e independencia, sin el temor de ser amenazados o incluso asesinados. Debe ser un ambiente donde los ataques, intimidaciones, acosos, secuestros, encarcelamientos arbitrarios y amenazas son la excepción y no la norma. Los periodistas (así como los periodistas ciudadanos), editores, propietarios de medios e intermediarios en línea, no deben ser objeto de coerción o manipulación política o económica. Ellos deben ser especialmente protegidos de las amenazas a su propia seguridad y la de sus familias.
 
Garantizar la seguridad de los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación es un asunto urgente. Más de 600 han sido asesinados en los últimos diez años. En otras palabras: cada semana un periodista pierde la vida por llevar noticias e información al público. Estas estadísticas destacan la relevancia del Plan de Acción de Naciones Unidas sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, y de su objetivo específico de movilizar a la familia de las agencias de la ONU así como a otras partes interesadas, incluidos los Estados miembros de las Naciones Unidas, las ONG y las empresas de medios, para colaborar en la creación de un entorno más seguro para los periodistas.
 
Existe un enorme potencial en el Plan de Acción de Naciones Unidas para aplicar todo el peso de la ONU en enfrentar estos desafíos y para convertirse en un punto de referencia para otros que comparten la preocupación por cambiar el rumbo. Ya estamos viendo los diversos mecanismos de las Naciones Unidas moviéndose en una dirección que contribuye al Plan de Acción. Además de la antes mencionada resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 2012, es importante señalar que la segunda Reunión Inter-agencias de las Naciones Unidas celebrada en Viena (Austria) el año pasado, adoptó una estrategia concreta de implementación a nivel global, regional y nacional para el Plan de Acción. Se identificaron cuatro países (Sudán del Sur, Irak, Nepal y Pakistán) donde, entre otros países interesados, la alineación de las partes involucradas podría hacer una diferencia. América Latina fue reconocida específicamente como una región donde se podría realizar una buena labor bajo los auspicios del Plan de la ONU, y desde donde las lecciones aprendidas podrían ser compartidas a nivel internacional.
 
Tal como lo reconoce el Plan de la ONU, la promoción de la seguridad de los periodistas no debe estar limitada a una acción posterior a los hechos. Mucho más debe hacerse para establecer mecanismos de prevención y medidas que aborden las causas profundas de la violencia contra los periodistas y la impunidad. Esto implica la necesidad de abordar temas como la corrupción, el crimen organizado y un marco eficaz para el imperio de la ley. Además, la existencia de leyes que pueden penalizar el periodismo legítimo (por ejemplo, las leyes de difamación excesivamente restrictivas, o leyes excesivamente amplias de seguridad nacional) son temas que deben ser tratados. El reto consiste en promover el respeto por los estándares internacionales de libertad de expresión, así como por resoluciones tales como la Resolución 1738 (2006) del Consejo de Seguridad de la ONU.
La idea de que las experiencias de un país o una región pueden ser de utilidad a otros que trabajan para mejorar la seguridad de los periodistas es clave para el Plan de la ONU. La recopilación y difusión de información actualizada y de las mejores prácticas, así como la realización de misiones internacionales e investigaciones de casos particulares, pueden ser muy beneficiosas. Sin embargo, aún hace falta mucho trabajo para alcanzar un nivel óptimo de intercambio de información y aprendizaje conjunto, así como para adaptar las buenas prácticas a los distintos contextos regionales y nacionales.

Puntos para la reflexión:

  • ¿Cuáles son las principales oportunidades y amenazas para el Plan de Acción de las Naciones Unidas?
  • ¿Cómo difieren las amenazas a la libertad de prensa de una región a otra?
  • ¿Cómo pueden replicarse en diferentes regiones las diversas estrategias para mejorar la seguridad?
  • ¿Cuáles son los mecanismos de prevención para evitar que los periodistas se vean afectados en primer lugar?
  • ¿Cómo podemos asegurar que los estándares internacionales para la seguridad de los periodistas y para combatir la impunidad sean respetados y adoptados en el contexto nacional?
  • ¿Cómo puede desarrollarse la conciencia pública para asegurar que la libertad de prensa sea ampliamente apreciada y que la opinión pública a todo nivel no tolere ataques contra periodistas?

No hay comentarios: