DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 15 de febrero de 2012

TESTIMONIO DE UN SOBREVIVIENTE CARCELES DE HONDURAS

Sobreviviente: "No quisieron abrir, más bien nos hicieron disparos"
08:13 am  - Redacción

Un preso relata las horas de angustia en el interior de las bartolinas
de la granja penal.

 ()Tweet Tegucigalpa, Honduras
El incendio en la granja penal de Comayagua se originó en la bartolina
número 6, que albergaba a más de cien presos, informó preliminarmente
el Cuerpo de Bomberos, que investiga las causas del siniestro que dejó
al menos 300 muertos.
Según los mismos presidiarios, el fuego se originó por un
cortocircuito en dicha bartolina y las llamas se extendieron a las
número 6, 7, 8, y 9, , cada una con un centenar de reos. Se presume
que los presos en las bartolinas 8 y 9 lograron salir, pero los demas
quedaron atrapados.
 "Cuando empezo el fuego les gritamos a los que tenían las llaves y no
quisieron abrir, más bien nos hicieron disparos, unos se tiraron por
la parte de arriba y por eso se fracturaron", dijo el privado de
libertad Rubén García.
 "El fuego inició a las 10 y 50 minutos de la noche, nos presentamos
con tres unidades de los bomberos para sofocar las llamas y así poder
controlar que no se propagaran a las demás bartolinas, hasta el
momento no se sabe qué fue lo que produjo el incendio" comentó Josué
García vocero del Cuerpo de Bomberos.
Más de 25 presidiarios fueron trasladados al hospital Santa Teresa por
unidades de la Cruz Roja de Comayagua y patrullas policiales, donde
cada una de ellas presentaban quemaduras de primero, segundo y hasta
tercer grado. Otros fueron trasladados a Tegucigalpa.
En el lugar de la tragedia se contó con la presencia de la policía de
Comayagua, La Paz y Siguatepeque, militares de la Academia Militar de
Aviación, y del CEDACE,  para dar resguardo a las instalaciones
penitenciarias, aunque se presume que más de 50 reos se fugaron.
Mientras tanto, en las afueras de la granja se notaba la preocupación
de los familiares al no saber cómo se encontraban sus parientes o qué
serían ellos.
 "Por favor, díganme si mi hijo se me murió, alguien que me ayude",
gritaba una de las familiares. Otros se atrevieron a decir que se
investigue este incendio porque ya días los presidiarios se quejaban
de lo bajones de luz que se presentaban a diario en el centro, "le
pedimos al señor presidente que por favor se nos diga la verdad" dijo
doña Albertina Carranza madre de uno de los reos. La granja Penal de
Comayagua tenía albergado más de 845 presos, pero su capacidad es de
400, por lo que presentaba un hacinamiento de más del 60%.


El heraldo
--

No hay comentarios: