DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 18 de julio de 2012

AMNISTIA INTERNACIONA DERECHOS HUMANOS PELIGRAN

LOS DERECHOS HUMANOS, EN PELIGRO EN LAS CONVERSACIONES SOBRE UN TRATADO

Syndicate content

Martes 17 de Julio de 2012

Riesgo de ataque.jpg

Los criterios de derechos humanos que podrían salvar la vida de millones de personas corren peligro de verse seriamente debilitados mientras el histórico Tratado sobre el Comercio de Armas se negocia en la sede de la ONU en Nueva York. El debilitamiento de estos criterios significaría que los gobiernos podrían seguir suministrando armas letales a quienes cometen graves abusos contra los derechos humanos.
Estados Unidos es uno de los países que están estudiando la posibilidad de adoptar medidas que debilitarían las salvaguardias contenidas en el Tratado sobre el Comercio de Armas, mientras los gobiernos negocian un acuerdo potencialmente histórico para reprimir las transferencias irresponsables de armas. Las autoridades del gobierno de Obama han señalado que, en virtud del tratado, todo Estado que considere la posibilidad de autorizar una exportación de armas debe tener derecho a basarse en consideraciones de seguridad nacional, por encima de los graves motivos de preocupación que puedan existir en materia de derechos humanos.
Del 16 al 26 de julio, los gobiernos debatirán los criterios para las transferencias de armas. Muchos gobiernos, y la mayoría de los aliados de Estados Unidos, están de acuerdo con los grupos de derechos humanos en que el Tratado sobre el Comercio de Armas no debe permitir exportaciones de armas cuando exista un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para facilitar o cometer violaciones graves del derecho internacional de los derechos humanos o crímenes de guerra. Sin embargo, algunos Estados influyentes, como Estados Unidos, Rusia y China, han estado tratando de promover unas normas más débiles en el tratado. Las autoridades estadounidenses han alegado que, en circunstancias excepcionales, la estabilidad regional y la seguridad nacional deben estar por encima de las cuestiones de derechos humanos. Además, las autoridades estadounidenses quieren excluir del tratado las municiones.
Por ejemplo, como principal proveedor de armas de Egipto, Estados Unidos autorizó la venta de armas pequeñas, millones de municiones y agentes químicos antidisturbios a pesar de la represión violenta de los manifestantes civiles pacíficos a manos de las fuerzas de seguridad. Si el Tratado no incluye criterios enérgicos y vinculantes en materia de derechos humanos, las naciones explotarán inevitablemente todos los posibles vacíos. Alegando cuestiones de seguridad nacional, Rusia podría seguir suministrando armas a Siria, y China podría mantener su apoyo militar a Sudán, pese al riesgo sustancial de que estas armas se utilicen para cometer crímenes de guerra y violaciones graves de derechos humanos.
Los seis principales países exportadores de armas –Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia– suministran armas por valor de más de tres cuartas partes de las armas convencionales del mundo. Como el mayor comerciante de armas del mundo, y uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, Estados Unidos tiene una obligación especial de encaminar las negociaciones hacia una conclusión fructífera.
Escriban inmediatamente en inglés o en su propio idioma:
  • instando a las autoridades a incluir la “Regla de Oro” sobre derechos humanos en el Tratado sobre el Comercio de Armas, es decir, que las transferencias de armas no estarán permitidas cuando exista un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para cometer o facilitar violaciones graves del derecho internacional de los derechos humanos o crímenes de guerra;
  • instando al presidente Obama a desempeñar un papel de liderazgo en las negociaciones de este tratado histórico, para defender las salvaguardias de derechos humanos e incluir en el texto todos los tipos de transferencia de armas y de munición, con el fin de que el tratado se convierta en un instrumento “blindado”.

No hay comentarios: