DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



jueves, 31 de mayo de 2007

LA TRIBUNA
MANIPULAN LA PALABRA DE DIOS
Martes 29 Mayo 2007


El “dios” de los Anticristo estuvo preso por drogas y por ladrón.TEGUCIGALPA.- El obispo auxiliar Juan José Pineda alertó que Creciendo en Gracia manipula la palabra de Dios y a su consideración se debe estar vigilante, porque si atenta contra las congregaciones religiosas establecidas no se le debe permitir la personería jurídica.

“Me da mucha pena y lástima que haya quienes a esta altura de la vida y del mundo y de la historia de la salvación estén manipulando la palabra de Dios”, expresó Pineda.

Señaló que no existe la doctrina del 666, “lo que permanece es la doctrina de amor, de gracia, de misericordia, perdón y redención dejada por Jesucristo a la humanidad”.

“El pecado existe en el mundo y Dios dentro de su misericordia nos perdona, por lo que la secta Creciendo en Gracia entra en contradicción con su doctrina y no creo que esté creciendo en Honduras”.

Manifestó que “si usa los medios económicos, podrá comprar a algunas personas y podrá manipular la pobreza en nombre de Dios, pero a Dios no lo pueden comprar y mucho menos la fe y conciencia de las personas. Lastimosamente la pobreza del pueblo hondureño está muy manipulada desde todo punto de vista jurídico, político y hasta económico, pero religiosamente no se puede hacer, porque esto sería un pecado grande”, manifestó el obispo de Tegucigalpa.

“¿Quién en nombre de Dios, de Jesucristo y del Evangelio se atreve a actuar con violencia contra su hermano y hermana, a quién ha autorizado Dios para hacerle daño en su fe, a manipular la fe y la conciencia de las personas? Creo que a nadie, porque Dios nos ha creado como hermanos, y como hermanos tenemos que perdonar y encontrar momentos y formas de comunión”, expresó el prominente miembro de la Iglesia Católica.

“De ninguna manera nosotros podemos aceptar que alguien actúe violentamente contra alguna persona u otra comunidad de fieles autorizado por Dios. Hay quienes manipulan la palabra de Jesucristo a su medida y conveniencia y esto es intolerable”, agregó.

A la pregunta que se le hizo sobre si el país es campo fértil para estos grupos que quieren sorprender la buena fe del pueblo, contestó que lastimosamente Honduras tiene una de las pobrezas más grande del continente y no necesariamente es económica sino que educacional y de familia y al no existir educación y familia, los hijos y las mujeres están desprotegidos y esto hace que sean muy vulnerables y manipulables.

Añadió que no es tarea de la Iglesia Católica contrarrestar a ninguna secta, porque su misión es anunciar a Jesucristo, la salvación y el perdón, porque es el mensaje del bien y la fraternidad y sacar a la persona humana adelante con la dignidad que Dios lo ha creado.

Juan José Pineda advierte del peligro de esa secta.Cualquier Estado tiene que proteger el bien común de sus ciudadanos y ninguno puede tolerar que ningún tipo de organización o individuo pueda violentarlo y si hay alguien que lo está haciendo (como Creciendo en Gracia) esto atenta contra la Constitución de la República, acotó.

Habrá que ver si se le ha dado personería jurídica a estas instituciones que lo que hacen es un daño social y si el gobierno tendría que suspenderla porque son nocivas a la persona humana, a la sociedad y al país, arguyó el dirigente de la Iglesia Católica.

En tanto explicó, que a los pandilleros o mareros no necesariamente se identifican con el número 666, porque monseñor Rómulo Emiliani, que ha trabajado durante muchos años con estos grupos sabe que hay jóvenes que están organizados, pero no con grupos satánicos ni nada parecido, pero que quieran identificar a los jóvenes de esta manera es injusto, porque es una manipulación.

Respecto a lo que afirmó Xibalba en un informe sobre el sistema penitenciario en el sentido que tanto la Iglesia Católica como Evangélica han abandonado los centros penales, respondió que esta institución ha ignorado que hace muchos años existe en la Arquidiócesis de Tegucigalpa y en las demás ciudades del país una pastoral penitenciaria perfectamente organizada y coordinada por monseñor Angel Garachana y Marcos Elvir.

La pastoral penitenciaria cuenta con el apoyo de un equipo de sacerdotes, laicos y seminaristas que atiende todos los reclusorios del país.“Yo personalmente he visitado las cárceles y atendemos desde el punto de vista pastoral los centros penitenciarios del país. Entonces hacer una afirmación de este tipo implica una respuesta e investigación parcial y tendenciosa, porque ignora el trabajo de las iglesias evangélicas protestante y la iglesia Católica, y es injusto”, argumentó Juan José Pineda.

No hay comentarios: