DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



domingo, 18 de junio de 2017

Detectan que hay reos que usurpan los nombres de niños y de muertos


Tribuna.hn
14 Jun, 2017 - 5:00 am

Tras el conflicto de duplicidad de nombres de reos en las cárceles hondureñas, expertos de la Red Latinoamericana de Dactiloscopía, voluntarios, vendrán al país en los próximos días para registrar e identificar a toda la población penitenciaria.

Al respecto, el director de esa organización con sede en Chile, Patricio Suárez, informó que están haciendo las gestiones con diversas organizaciones que trabajan con centros penitenciarios para colaborar en la identificación de los privados de libertad.

“Todo depende de los protocolos que se hagan con las personas que nos están solicitando esa colaboración, como por ejemplo la representante de Amnistía Internacional, Itsmania Platero, que nos está haciendo esa solicitud”, indicó Suárez.

El también necrodactiloscopista y jefe del Registro Civil de Chile, añadió que como organización ya han hecho ese tipo de trabajos en Honduras. “Nosotros ya hemos hecho trabajos de identificación de víctimas de desastres en Honduras y estanos hablando de los reos que murieron quemados en la Granja Penal de Comayagua, donde identificamos a cada una de las víctimas”.

En esta ocasión se trata de registrar personas privadas de libertad que no se sabe con exactitud si están identificados con su verdadero nombre. Uno de los casos recientes es el pandillero, José Virgilio Sánchez Montoya, alias “Pechocho”, quien generó una gran confusión entre las autoridades, ya que supuestamente había otra persona presa en la cárcel de Ilama, Santa Bárbara, con su mismo nombre.

Los expertos crean una base de datos para compararla con los registros oficiales y verificar si se trata de las mismas personas.

Al respecto, el experto en dactiloscopía, indicó que “nosotros estamos con toda la disponibilidad de hacer ese trabajo de identificación físico- humana, que ya los hemos hecho en Honduras, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Guatemala y somos una organización sin fines de lucro”.

Aseguró que el trabajo no es tan difícil, solo se requiere levantar una réplica del dactilograma natural, es decir el relieve dérmico que todas las personas tienen en la yema del dedo, luego se compara con la que tengan las entidades estatales, como el Registro Nacional de las Personas (RNP) o el Instituto Nacional Penitenciario (INP), para verificar si se trata de la misma persona.

“Además, con el equipo de científicos identificamos cuando se desconoce absolutamente el nombre de la persona y la tecnología nos ofrece una alternativa, porque las huellas dactilares son clasificables y se puede llegar a verificar, aunque no tenga una cédula de identidad”.

Suárez dijo que ese proceso de identificar a la población presidiaria, se hace en corto tiempo, porque primero se crea la base de datos dactiloscópicos de todos y posteriormente la verificación comparativa.

Aumentan a 24 los muertos por incendio en el centro de Portugal

Con las coordinaciones que estamos haciendo, las entidades interesadas “creo que pronto estaremos iniciando ese trabajo para que la duplicidad de nombres ya no sea un problema en los centros penales de Honduras”.

Hay reos que usan nombres de personas que ya murieron

El pandillero, José Virgilio Sánchez Montoya, alias “El Pechocho”, es uno de los que ha dejado en evidencia la duplicidad de nombre en las cárceles.

La representante de Amnistía Internacional en Honduras, Itsmania Platero, manifestó que es urgente que haya un registro verdadero de las personas privadas de libertad, ya que hay muchos reos que han venido utilizando el nombre de otras personas, “incluso hay algunos que usan el nombre de personas ya fallecidas”.

“Todas estas gestiones las estamos haciendo con gente que trabaja en centros penales, principalmente La Tolva, que le estamos haciendo una solicitud al doctor Patricio Suárez de la RedLatinoamericana de Dactiloscopistas Voluntarios para que colaboren con la identificación de los privados de libertad”, señaló.

Lo que se requiere por parte de Amnistías Internacional y las organizaciones miembros que somos parte en Honduras, es que haya un registro fehaciente de los presos y que esos sirvan para los tribunales de justicia.

“No es posible que un privado de libertad siga utilizando nombres de otras personas incluyendo muertos y de menores de edad a quienes les usurpan sus nombres y es por eso que este equipo de voluntarios vendrá hacer esa cooperación, así como lo hicieron con la identificación de los muertos de la cárcel de Comayagua”.





No hay comentarios: