DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



domingo, 25 de marzo de 2012

MUERTES DE MENORES

Adital

El Observatorio de Derechos del Niños y Jóvenes en Honduras, iniciativa de la organización internacional Casa Alianza, hizo público un informe sobre la situación de los derechos de niños y jóvenes en el país.

El documento, referido al mes de diciembre, analiza la situación de esta población en materia de educación, salud y protección.

El informe presenta datos preocupantes como los concernientes a educación. En este aspecto, Casa Alianza revela que más de 19 mil estudiantes de secundaria y de diversas carreras se graduaron teniendo solamente 120 días de clases durante 2011.

El año lectivo no transcurrió normalmente debido a la huelga de los profesores, que luchaban contra determinaciones arbitrarias como la eliminación del Estatuto del Docente.

Otra situación que provoca gran preocupación en las autoridades educativas es el índice de deserción escolar. Según el Observatorio, fueron registrados más de 19.462 casos, número considerado muy alto, si se tienen presentes los programas gubernamentales dirigidos a prevenir esta situación, como: comida escolar, vaso de leche, Bono educativo, Bono diez mil, entre otros.

Con respecto a salud, el informe se basa en las informaciones de la prensa local. Según noticias del diario ‘El Heraldo’ del 5 de diciembre de 2011, la varicela y la neumonía, fueron las enfermedades que más afectaron a los niños durante el año. Esto se dio porque estas enfermedades son altamente contagiosas y Honduras todavía no dispone de vacunas para prevenirlas y medicinas suficientes para tratarlas.

La meningitis también afecta a los niños y niñas hondureños. ‘La Prensa’ del 18 de diciembre de 2011, informa que los casos de la enfermedad aumentaron en 40%, en relación a 2010.

En la misma fecha, El Heraldo denunció que el país está registrando cifras alarmantes de casos de diabetes tipo 2 y de obesidad infanto-juvenil.

El periódico también reporta la situación nutricional de la niñez, constando que a pesar de los avances todavía hay mucho por hacer, pues 30% de los menores de cinco años sufren desnutrición.

El informe referido a la situación de salud de niños y jóvenes, alerta sobre las lesiones causadas por pólvora. A pesar de la prohibición del uso y comercialización de este producto, la prensa local notició varios casos de niños/as heridos gravemente debido a quemaduras provocadas por la pólvora.

En noticia del 28 de diciembre de 2011, El Heraldo denunció que 12 niños sufrieron quemaduras durante las fiestas de Navidad.

En lo referente al derecho a la protección, el país también deja que desear. El técnico de Casa Alianza Honduras, al ser enviado a Guatemala registró durante diciembre de 2011, un total de 51 casos de menores migrantes regresados.

De ese conjunto, 50 tenían entre cero y 17 años y, solamente uno tenía 18 años. La mayoría (41) eran hombres. Un dato preocupante es que 65% de los retornados viajaban sin la compañía de adultos.

Estos niños y adolescentes desacompañados se convierten en fáciles objetivos de los grupos que secuestran y utilizan a sus víctimas para fines como explotación de mano de obra, explotación sexual y comercial, tráfico de personas, entro otros.

El observatorio también constató, por medio de denuncias, la intensa presencia de niños en las calles, victimas del abandono por parte de sus familias. Según investigación de Paz y Convivencia, 29% de los niños que viven en las calles de San Pedro Sula están en estas condiciones porque fueron expulsados de sus hogares, agredidos por sus padres u obligados a mendigar para llevar dinero a la casa, como es el caso del 64% de los niños que están en la calle pidiendo ayuda.

Niños, niñas y jóvenes también necesitan ser protegidos contra los abusos sexuales. Según el departamento de Medicina Forense del Ministerio Público de Honduras en 2010 fueron registrados 2.612 casos de delitos sexuales, en los que el agresor era alguien de la familia (padre, madre, padrastro o madrastra, tío/a, novio/a, hermano/a, abuelo/a y profesor/a).

 Las principales víctimas son mujeres de 10 a 19 años de familias en extrema pobreza.

El Informe de Casa Alianza es un alerta al Estado hondureño. Además de revelar problemas sufridos por niños y jóvenes en el país, hace diversas recomendaciones a fin de que Honduras avance en la garantía de derechos a la población más joven.

No hay comentarios: