DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



sábado, 15 de octubre de 2011

9500 MUERTES VIOLENTAS EN PRIMEROS 17 MESES DEL GOBIERNO DE PEPE LOBO.

Alrededor de 9,500 muertes violentas en primeros 17 meses del gobierno de Pepe Lobo

Lamentó que en materia de seguridad se siga jugando a la piñata, dando palos de ciego, intentando frenar
un problema con “medicinas” que ya fueron probadas y que son un fracaso.

Desde febrero del 2006 a junio de 2011 (65 meses), tres presidentes han gobernado el país con resultados
nada halagadores en materia de seguridad ya que se han registrado 25,859 muertes violentas de personas,
más del 80% víctimas de las armas de fuego.

Alrededor de 9,500 muertes violentas se han registrado en los primeros 17 meses del mandato
del presidente Porfirio Lobo Sosa, reveló un informe del Comisionado Nacional de los Derechos
Humanos (CONADEH).

El documento detalla que en los primeros once meses de su gestión (febrero – diciembre 2010),
al menos, 5,850 personas perdieron la vida en forma violenta y que otras 3,600 lo hicieron en los
primeros seis meses del 2011.

La situación es preocupante si se toma en cuenta que en febrero del 2010, que significó el
primer mes de su gestión como Presidente de la República, se reportó la muerte violenta de 420
personas, es decir, un promedio de 14 decesos diarios.

Desde ese momento, la cifra de muertes violentas ha ido en aumento al extremo que sólo en
diciembre del 2010 se registró la muerte, en circunstancias violentas, de 683 personas ó 22.76
víctimas diarias.

Desde febrero del 2006 a junio de 2011 (65 meses), tres presidentes han gobernado el país con
resultados nada halagadores en materia de seguridad ya que se han registrado 25,859 muertes
violentas de personas, más del 80% víctimas de las armas de fuego.

En el gobierno del ex presidente Manuel Zelaya el saldo fue de 13,320 muertes violentas, en los
siete meses del gobierno de Roberto Micheletti se registraron 2,468, mientras que, en 17 meses
presididos por Porfirio Lobo, la cifra ronda alrededor de las 9,500 víctimas.

Preocupado por la situación de violencia delincuencial en el país, el Comisionado Nacional de los
Derechos Humanos, Ramón Custodio, recomendó al gobierno del presidente Porfirio Lobo definir
como una prioridad nacional el derecho a la seguridad pública, plasmándola en una política de
Estado coherente y participativa.

El defensor de los derechos humanos lamentó que entre el 2006 y junio de 2011 hayan perdido la
vida en forma violenta 25,859 personas, que ubican al país en uno de los más violentos del mundo.

Custodio señaló que hay departamentos que requieren atención inmediata, por parte de las
autoridades gubernamentales, por el número de muertes violentas que registran.

Para el caso, en los primeros seis meses del 2011, entre los departamentos con las mayores tasas
de muertes violentas están Cortés, Francisco Morazán, Atlántida, Yoro, Copán, Comayagua y
Olancho.

Recordó que entre el 2008 y el 2010, el departamento de Cortés se ubicó en el primer lugar de
muertes violentas con 4,844 decesos, bajo esas circunstancias.

Agregó que, durante el mismo período, en Francisco Morazán, se registró la muerte violenta de
2,828 personas que lo ubican en el segundo lugar, seguido por los departamentos de Atlántida con

1,389, Yoro 919 y Copán con 840 homicidios.

En lo que respecta a la tasa de homicidios por cada 100,000 habitante, Custodio, hizo énfasis en el
registró que hay del departamento de Atlántida que desde el 2005 ha estado por encima de la tasa
nacional.

En el 2010, la tasa de homicidios en ese departamento insular fue de 131.8 por cada 100,000
habitantes, muy superior a la tasa nacional que fue de 77.5 y casi 15 veces más alta que la mundial
establecida en 8.8.

Otros departamentos que en el 2010 registraron tasas de homicidios muy por encima de la
nacional fueron Cortés con 112.8, Colón con 88.6, Copán y Yoro con 85.9 y Olancho con 78.7.

Un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ubicó a Honduras como el
país con mayor índice de homicidios en Centroamérica, con una tasa de 82.1 homicidios por cada
100 mil personas, la más alta a nivel mundial.

La situación en Honduras es crítica, dijo Custodio, si se toma en cuenta que en el año 2000 se
registraba un promedio de 8.7 homicidios por día, cifra que alcanzó un promedio de 20 en los
primeros meses del 2011.

El ombudsman hondureño es del criterio que los cambios realizados hasta ahora por el presidente
de la República, Porfirio Lobo, en materia de seguridad, indican el fracaso del gobierno en esta
etapa de su mandato y espera que los nuevos funcionarios sepan superar lo que se ha hecho mal y
lo mejoren.

Custodio lamentó que “en materia de seguridad se siga jugando a la piñata, dando palos de ciego,
con un problema que crece cada día”.

“No nos estamos comportando a la altura del siglo XXI, y se sigue intentando frenar un problema
con “medicinas” que ya fueron probadas y que son un fracaso”, sentenció el titular del organismo
humanitario.

No hay comentarios: